Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES EUROPEAS | Campaña electoral

Otegi anuncia que la izquierda 'abertzale' votará la lista de Sastre

"No es nuestra, pero recoge parte de nuestros planteamientos", alega

La izquierda abertzale ilegalizada, tal como se preveía, pidió ayer a sus seguidores que voten en las elecciones europeas a la candidatura de Iniciativa Internacionalista-Solidaridad entre los Pueblos (II-SP), que ha podido concurrir después de que el Tribunal Constitucional revocara su anulación en primera instancia por el Supremo. Lo anunció ayer en San Sebastián el ex portavoz de Batasuna, Arnaldo Otegi, acompañado de dos dirigentes de formaciones ilegalizadas, Itziar Lopategi (D3M) y Miren Legorburu (ANV).

Pese a puntualizar que la candidatura que encabeza el dramaturgo Alfonso Sastre "no es nuestra", Otegi manifestó, eligiendo cuidadosamente las palabras, que "recoge buena parte de los planteamientos" del mundo de Batasuna sobre la "situación que vive Euskal Herria" y la necesidad de "una solución pacífica y democrática al conflicto".

El PP considera que es la mejor prueba del vínculo de la lista con ETA

El esperado pronunciamiento de la izquierda abertzale ilegalizada pidiendo el voto para II-SP puede recrudecer la polémica por la sentencia garantista del Tribunal Constitucional, que consideró insuficientemente fundamentadas las pruebas estimadas por el Tribunal Supremo para impedir la concurrencia de esa candidatura a las elecciones. El Constitucional estimó el jueves que, pese a los indicios aportados por la Fiscalía y la Abogacía del Estado sobre las relaciones entre la izquierda abertzale y el conglomerado de grupos extraparlamentarios de izquierda que impulsaron dicha lista, no quedaba acreditado de forma suficiente que hubiera, según marca la Ley de Partidos, una continuidad entre ésta y las organizaciones anteriormente anuladas por su integración en ETA.

Las fuerzas de seguridad del Estado ya tenían indicios de que el mundo de Batasuna podría volcar sus votos en la candidatura encabezada por Alfonso Sastre y Doris Benegas si lograba salir adelante. De hecho, esta convicción pesó en la decisión del Gobierno de instar la ilegalización de la lista, pese a ser consciente de que las pruebas reunidas no eran tan consistentes como en los procesos anteriores.

Sin embargo, el hecho de haber conseguido concurrir a las urnas el 7-J no asegura que II-SP obtenga un escaño en el Parlamento Europeo, que ocuparía en ese caso Doris Benegas. Aunque la baja participación podría favorecer sus intereses, se estima que tendría que recibir un mínimo de 250.000 votos, una cifra difícil de conseguir con el desfondamiento de la izquierda abertzale que no condena a ETA.

En su comparecencia de ayer en un hotel de San Sebastián, Otegi vino a sugerir que Batasuna realizó gestiones con otras "formaciones independentistas" de toda España para ir con ellas a las elecciones europeas "para cambiar la relación de fuerzas con respecto a los dos Estados [España y Francia]". Al no encontrar eco en esta propuesta y tener la "puerta cerrada" a la participación descubierta y sin disfraces, han decidido apoyar la lista de II-SP. No obstante, con el fin de evitar cualquier indicio de instrumentalización previa, Otegi puntualizó que el respaldo de la izquierda abertzale se ha decidido tras la invitación expresa hecha el viernes por los representantes de II-SP, que aseguraron que la coalición estaría "completamente satisfecha" de recibir el apoyo de los votantes de la ilegalizada Batasuna.

La portavoz del grupo Popular en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, afirmó ayer que el apoyo de Otegi a la lista de Sastre "es la prueba más clara" de la vinculación de esta lista con la banda terrorista ETA.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 24 de mayo de 2009