El giro en la política lingüística permite a Feijóo sellar la paz con la Real Academia

Feijóo presume de "valentía" por el fichaje de un filólogo "independiente"

Lugo / Santiago - 16 may 2009 - 06:00 UTC

El sorprendente nombramiento del sociolingüista vigués Anxo Lorenzo como máximo responsable de Política Lingüística en la Xunta, ha servido para que la Real Academia Galega (RAG) dé marcha atrás en sus críticas por la desprotección del gallego, que la institución había dirigido, esta misma semana, al Gobierno de Alberto Núñez Feijoo en una declaración sin precedentes aprobada por su plenario.

Aunque ya habían hablado por teléfono, el presidente de la RAG, el historiador Xosé Ramón Barreiro, y Núñez Feijóo coincidieron por primera vez ayer en Lugo tras la polémica abierta por las inusuales críticas de la Academia a la política sobre el gallego del Gobierno autónomo. La coincidencia se produjo en el transcurso de una exposición itinerante sobre el escritor y político galleguista Ramón Piñeiro, a quien este año se dedica el Día das Letras Galegas. La apertura de la muestra también reunió a Feijóo con otras figuras del galleguismo institucional que no han sido ajenas al discreto proceso de conversaciones mantenido en las últimas semanas por el presidente con diversos sectores de la cultura gallega y que desembocó en el nombramiento de Lorenzo. Entre ellos, estaban el presidente del Consello da Cultura Galega, Ramón Villares, y el académico y director de la editorial Galaxia, Víctor Freixanes.

Barreiro considera que, con Lorenzo, "el gallego no lo pasará mal"
A Mesa cree que la política lingüística de la Xunta camufla "fobia" al idioma

Más información

Barreiro y Feijóo hablaron en algunos momentos en tono distendido y luego fue el propio presidente de la RAG quien dejó claro que la polémica queda definitivamente enterrada con el nombramiento de Anxo Lorenzo para gestionar la política lingüística, muy mal acogido por colectivos como Galicia Bilingüe, al que el PP apoyó en las semanas previas a las elecciones autonómicas del 1 de marzo. El presidente de la RAG no escatimó elogios al lingüista fichado por Feijóo. "Es una persona", dijo, "que los conocimientos que tengo sobre él son extraordinariamente positivos". Barreiro ensalzó de Lorenzo su "entrega al estudio de la sociolingüística" y su colaboración indirecta con la Academia, al tiempo que remarcó que es una persona "que ama mucho al idioma gallego".

Todo esto llevó al responsable de la RAG a expresar su sentimiento personal de que el nombramiento supone "una enorme satisfacción". "Pienso que es un gran acierto", agregó Barreiro, quien sostuvo que con Lorenzo en la secretaría general de Política Lingüística "el gallego no lo pasará mal".

El presidente de la Xunta, tanto en su discurso como en las declaraciones posteriores a los medios volvió a realizar un guiño al gallego y a desmarcarse de algunas de las posiciones que había convertido en eje central de la pasada campaña electoral. También quiso obviar la afinidad de Lorenzo con el PSdeG, cuando sostuvo que no tiene prejuicios, sino "compromisos". "Tener la valentía de nombrar a un lingüista independiente, para buscar, justamente desde la independencia, el consenso lingüístico, es la obligación del presidente de la Xunta y de su Gobierno", espetó.

Con anterioridad, y en su discurso oficial, el presidente había defendido con vehemencia la figura de Ramón Piñeiro como representante de una generación de intelectuales gallegos y cosmopolitas "que abrieron de par en par las puertas del galleguismo, para que dejara de ser una finca aislada y convertirse en la fuerza vital de nuestra autonomía". También sostuvo que dedicarle el Día das Letras Galegas "es un acto de justicia que nosotros apoyamos e incluso es un acto de justicia con nosotros mismos". "Él es más que un escritor, pensador o filósofo, ya que representó una generación de hombres que hicieron del galleguismo cordial una red que mantiene unido a todo el país", dijo.

Feijóo prometió incluso gobernar "con el mismo compromiso galleguista que si Piñeiro tuviera la oportunidad de hacerlo en pleno siglo XXI, lo haría". "Galleguismo y unidad continúan siendo las dos llaves de nuestro futuro", concluyó el presidente.

El nombramiento de Lorenzo y los actos oficiales del Día das Letras Galegas coinciden con la manifestación en defensa del idioma gallego que se celebrará mañana en Santiago, convocada por A Mesa pola Normalización Lingüística y apoyada por 600 colectivos.

El presidente de A Mesa, Carlos Callón, se mostró ayer optimista por el número de personas que acudirán a la marcha y consideró que será "histórica", atendiendo al número de adhesiones que el manifiesto que se leerá al final de la marcha está teniendo en la página web de A Mesa. Sin embargo, no vio tantos aspectos positivos en el reciente nombramiento de Anxo Lorenzo y afirmó que "no se trata de un problema de personas, sino de políticas". Y esas políticas son las que hacen necesaria la manifestación del domingo, recalcó.

Así, Callón lamentó la intención que volvió a manifestar Núñez Feijóo de derogar el decreto sobre el gallego, que "camufla una política de fobia" contra el idioma propio de Galicia. Además, interpretó que el presidente de la Xunta quiere suprimir también la Lei de Normalización Lingüística, ya que esta sería la única forma de recuperar el topónimo de La Coruña, dijo. "Vaya homenaje a Ramón Piñeiro", que fue uno de los relatores de la ley, remató.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 16 de mayo de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50