Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los anti-Bolonia reavivan el debate en el Claustro del campus de Alicante

Los 78 nuevos representantes de alumnos en el Claustro de la Universidad de Alicante aprovecharon ayer su estreno en el cargo para interrogar al rector, Ignacio Jiménez Raneda, sobre los temas que les preocupan: tasas, nuevo master de Secundaria o el futuro de las ingenierías. Los miembros del colectivo ganador en las elecciones (los 37 claustrales de la Assemblea d'Estudiants, contrarios al proceso de Bolonia, que acabó con la hegemonía de Campus Jove) en la primera reunión no dudaron en trasladar al rector sus inquietudes. "Ha sido cordial, ameno y participativo", dijo Raneda.

Los alumnos consideran escasas las 900 plazas previstas en el nuevo master de Secundaria, pero el rector, en cambio, cree que esta cifra es "ajustada a la demanda". La Assamblea se interesó por las nuevas tasas, y Raneda contestó que las fijará el Ministro aunque confía en "que sean asequibles". Los alumnos de la Assemblea fueron los únicos en preguntar al rector algo "poco habitual", según Raneda.

Los universitarios llegaron a la reunión con un acuerdo de reparto de poder por cuotas que permitirá a la Assemblea tener dos representantes en el consejo de gobierno, y el resto de asociaciones (Campus Jove, Alua, Acció Revolucionària) tendrán un único miembro. El delegado de alumnos en la mesa del Claustro también será de la Assemblea, y dentro de un mes se decidirá el futuro de la presidencia del Consell d'Alumnes, que ostenta Campus Jove. Fuentes de la Assemblea explicaron que su objetivo es "democratizar" la institución y dotarla de "más participación".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 14 de mayo de 2009