Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Televisión

El doctor Vilches vuelve a urgencias

Jordi Rebellón se incorpora de nuevo a la veterana 'Hospital Central'

El doctor Rodolfo Vilches vuelve al servicio activo. Jordi Rebellón (Barcelona, 1957) reanuda su trabajo en Hospital Central, después de colgar la bata blanca a finales de 2007, dejando huérfanos a millones de seguidores. La serie de Telecinco perdía así a uno de sus personajes más representativos y uno de los pocos que habían permanecido al pie del quirófano de urgencias desde su estreno, en abril de 2000.

El insufrible, cínico y antipático House a la española, regresa ahora a la veterana ficción que produce Videomedia y no va a hacer esperar demasiado a sus fans, pues se incorpora ya a la grabación de la actual temporada, la 17ª. Esta noche (22.15) se emitirá el capítulo 245 de una producción que se ha convertido en la más longeva de la televisión nacional.

El actor catalán dejó la serie de Telecinco en diciembre de 2007

Con 17 temporadas, su audiencia acusa ya signos de agotamiento

El popular médico decidió dejar Hospital Central para protagonizar Fago, una miniserie de tres capítulos de TVE-1 sobre la historia de Miguel Grima, alcalde de Fago, un pequeño pueblo de Huesca, que apareció muerto en un barranco en enero de 2007. Rebellón también quería centrarse en una de sus grandes pasiones, el teatro. En aquel momento, un portavoz de la cadena de Mediaset aseguró que "Vilches tendrá una salida abierta en el guión que permitirá el regreso del personaje". Sin embargo, fuentes próximas al actor catalán señalaron que su intención era "dejar definitivamente la serie", pues en ocho años ya había hecho de todo.

Rodolfo Vilches apareció por última vez el 12 de diciembre de 2007. En ese episodio, el último de la 14ª entrega, recibió un disparo de un peligroso delincuente llamado León que se había escapado de la cárcel. En el primer capítulo del curso siguiente, uno de los protagonistas, el doctor Héctor Béjar (Roberto Drago), comentó en una conversación que Vilches estaba fuera de la ciudad como testigo protegido. De esta manera se justificaba su desaparición y de paso se dejaba la puerta abierta a una posible reaparición en el futuro.

Y así, como el hombre propone y el destino dispone, Rebellón volverá a los pasillos del Central para hacer la vida imposible a colegas y pacientes y con un claro golpe de efecto: animar la audiencia de una serie que muestra ya signos de agotamiento. La última entrega con Vilches en escena, logró interesar a 4.205.000 espectadores (25,4% de cuota), índices que llevaron a Hospital Central a "liderar de forma absoluta el 100% de sus emisiones en prime time", según un comunicado de Telecinco.

Los dos temporadas posteriores acusaron la baja del médico. La 15ª reunió a 3.255.000 fans (20,9%) y la 16ª se saldó con 3,5 milones (20,8% de cuota). En lo que va de curso, si bien continúa como una de las ofertas más competitivas de la cadena, compartiendo liderazgo con el programa nostálgico de La Primera Los mejores años de nuestra vida, ha descendido a un 19,5% de cuota y 3.359.000 televidentes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 5 de mayo de 2009