Consternación en IU por "la deslealtad" de Aguilar y "la agresión" del PSOE

La formación enfría las relaciones parlamentarias tras la "OPA hostil" de Griñán

Durante años dijo no a los ofrecimientos de sus partidarios dentro de IU para liderar la formación o para ser candidata a la presidencia del Gobierno. Alegaba que lo primero era su compromiso con Córdoba. Ayer, la alcaldesa de esa ciudad desde 1999, Rosa Aguilar, una de las dirigentes de IU más respetadas y populares, confirmó que renuncia a la alcaldía y a IU para entrar como independiente en el Gobierno de la Junta de Andalucía, al mando del socialista José Antonio Griñán.

La noticia cayó como una bomba en la dirección federal de IU -Aguilar era responsable del Área Institucional- y aunó en la decepción a todas sus familias,que en los últimos meses han tratado de cerrar heridas internas. Incluso los dirigentes más cercanos a la cordobesa, quienes admiten que ha "aguantado mucho" en estos años, se mostraban consternados. "Rosa se ha equivocado. Lo que ha hecho no tiene justificación. Es desleal", dijo taciturno uno de los suyos, el diputado Gaspar Llamazares. Cayo Lara, coordinador general, optó por la lírica: "Se marcha una rosa, vendrán miles. Eso sí, tendrá que explicárselo a los cordobeses".

Más información

Lara se enteró de la decisión de Aguilar ayer por la mañana. A Llamazares le llamó ella la noche anterior. "Le dije que cometía un error político y personal que quebranta una trayectoria impecable. Yo no me esperaba esto", cuenta el diputado.

Se va una referencia

Pero la decisión estaba tomada. Y aunque, desde IU, unos y otros se esforzaran ayer por subrayar que la marcha de una persona no afecta a la organización -"No es como cuando se fue Nueva Izquierda", resumió un dirigente-, la mayoría admite que se va una de las referencias electorales de IU.

El fichaje de Aguilar por Griñán puede tener consecuencias en el Parlamento, en un momento en el que el Gobierno cuenta uno a uno los apoyos en cada votación. Fuentes de IU auguran que la desconfianza se instalará en la relación con el PSOE y en las negociaciones en el Congreso. Llamazares trasladó su profundo malestar al ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, que le respondió con la versión del PSOE: la cuestión es personal y se circunscribe al ámbito andaluz.

En IU no lo ven tan sencillo. "Lo que ha hecho el PSOE es una agresión en toda regla, una OPA hostil que viola los acuerdos entre partidos", afirmó Ángel Pérez, secretario de Comunicación. Y añadió: "Rosa está desde hoy fuera de IU porque ella ha querido".

La decepción se tornaba en desolación en el sector IU-Abierta, al que pertenecía la ya ex alcaldesa y en el que están Llamazares e Inés Sabanés. Este grupo emitió un comunicado censurando la actitud "desleal" de quien hace sólo cuatro meses confirmó su cargo en la nueva dirección de IU. "Aguilar ha sido siempre nuestra esperanza blanca para el futuro. ¿Qué futuro queda ahora?", se preguntaba un miembro de esta familia.

Críticas más duras llegaron desde el PCE. Su secretario general, Francisco Frutos, atacó: "Muchas personas han utilizado la plataforma del partido para labrarse una carrera personal. Rosa es una de ellas". "Su decisión le resta credibilidad. Siempre dijo que su prioridad era Córdoba", opinó el ex líder de IU y también ex alcalde de esa capital Julio Anguita.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 23 de abril de 2009.

Lo más visto en...

Top 50