Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Condenados dos policías por facilitar la huida de un 'narco'

La Sección Segunda de la Audiencia de Málaga ha condenado a 18 meses de prisión y a 11 de inhabilitación a dos mandos de la Unidad contra la Droga y el Crimen Organizado (Udyco) en la Costa del Sol por haber facilitado en marzo de 2006 la salida de España hacia Marruecos de un narcotraficante italiano, confidente de los policías, que estaba en busca y captura.

Se trata del ex inspector jefe Alfredo Marijuán, antiguo responsable de la sección de crimen organizado, y actualmente suspendido tras ser imputado en otra causa por irregularidades en un registro, y de su antiguo superior el comisario Valentín Bahut, actualmente al frente de la coordinación de las comisarías de Málaga capital.

La Audiencia considera a Marijuán y Bahut culpables de un delito de encubrimiento, por el que les impone a cada uno 18 meses de prisión y nueve años de inhabilitación, y de otro delito de revelación de secreto. Por este último cargo han sido condenados a dos años de inhabilitación y a 4.500 euros de multa. Otro agente acusado en este juicio, el inspector Pedro Manuel Rico, encargado de la aduana de Tarifa cuando ocurrieron los hechos, ha sido absuelto.

Según fuentes de las defensas de los agentes, la Audiencia "prácticamente calca" el relato de hechos del ministerio fiscal, que pedía para los agentes la pena que finalmente les ha sido impuesta.

Información reservada

En el juicio, celebrado a principios de marzo, el comisario Bahut aseguró que ni Marijuán ni Rico conocían a su confidente Marco R., un narcotraficante italiano. Las investigaciones fueron realizadas por la brigada de asuntos internos de la policía. Según el fiscal, Bahut y Marijuán "facilitaron" al narcotraficante y "información reservada obtenida de las bases de datos policiales" acerca de una orden internacional de detención contra él y "realizaron los preparativos necesarios" para que pudiera eludirla.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 22 de abril de 2009