Golpe a la cúpula etarra

"Las fuerzas de seguridad ya están buscando al sustituto de Martitegi"

Rubalcaba asegura que hay un debate en ETA sobre si deja las armas

"No sé si en este momento ETA tiene designado ya el sustituto de Martitegi, igual ni siquiera saben quién va a ser, pero sí le puedo decir a ETA que la policía y la Guardia Civil y las fuerzas de seguridad francesas le están buscando ya". Así se expresó ayer en rueda de prensa el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, tras la detención el sábado del jefe del aparato militar de ETA, Jurdan Martitegi, sucesor del Aitzol Iriondo, detenido el 8 de diciembre del año pasado.

El ministro aseguró que "es difícil saber" si Martitegi era el número uno de ETA, ya que el nivel organizativo de la banda terrorista "no atraviesa los mejores momentos" en cuanto a organización interna, ya que existe un debate en el seno de la banda terrorista sobre si seguir o no seguir con su actividad delictiva.

Más información
El jefe de ETA preparaba un atentado para recibir al Gobierno de Patxi López

Rubalcaba reiteró que la disyuntiva de ETA entre continuar atentando o dialogar es falsa, puesto que "el diálogo es el pasado y el pasado nunca vuelve". "La disyuntiva de ETA", afirmó, "es si lo deja o lo deja. Si lo deja porque lo decide o porque la obliguemos", concluyó.

Desde Valladolid, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, garantizó que la lucha contra ETA es "imparable para que la libertad y la paz reinen en Euskadi". Zapatero agradeció la colaboración de Francia y se congratuló por el trabajo de la justicia y las fuerzas de seguridad. Además, prometió que se va a acabar "con esta lacra histórica".

Según el presidente del Gobierno, "el PSOE le debe mucho" a los compañeros que "en aquellos municipios vascos y navarros han defendido la vida y la paz" y recordó especialmente al socialista "Isaías Carrasco, en la persona de Sandra Carrasco", hija del ex concejal asesinado por ETA el 7 de marzo de 2008.

"Un paso a la libertad"

El líder del PP de Andalucía, Javier Arenas, también felicitó ayer a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad de Estado y recordó que el PP "no parará hasta que todos los españoles disfruten de la libertad y hasta derrotar al terrorismo". "Los únicos enemigos de la democracia", dijo, "son aquellos que matan y extorsionan", e incidió en que con estas nuevas detenciones se da un paso más hacia "la libertad" de los ciudadanos.

El coordinador general de EB, Mikel Arana, calificó de "buena noticia" la detención de los nueve etarras y aseguró que "la sociedad vasca quiere la paz" y desea que "Euskadi se normalice de una vez por todas". "Ya está bien de tener que seguir aguantando" a la banda terrorista, enfatizó.

El portavoz del PNV en el Congreso de los Diputados, Josu Erkoreka, también se congratuló de la noticia y explicó que la "fuerza histórica" de ETA "empieza a conocer su declinar". "Es una excelente noticia por la que deberíamos felicitarnos todos", añadió.

El coordinador general de Izquierda Unida, Cayo Lara, felicitó a las policías española y francesa y mostró su deseo de que "siga funcionando el Estado de derecho para acabar con la violencia de ETA en España y en Euskadi".

Por su lado, Iñaki Arriola, secretario general del PSE-EE de Guipúzcoa, se mostró convencido de que la operación es "un importantísimo golpe a la cúpula de ETA", del que la banda armada "se va a resentir".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS