Se buscan presentadores

La falta de comunicadores se convierte en una pesadilla para las cadenas

¿Quién quiere ser millonario? está a punto de regresar a Antena 3. Después de casi un año en barbecho desembarcará con cambios y un nuevo presentador. Tras la marcha de Carlos Sobera a TVE, el programa necesita alguien que se erija en el alma del formato como lo fue en su momento el propio Sobera. "Hay cinco aspirantes", reconoce Ana Rivas, directora de programas de Antena 3, consciente de que gran parte del éxito de un espacio es acertar con su conductor. "Sin Mercedes Milá, Gran Hermano estaría muerto", sentencia. Al casting se han apuntado, entre otros, Ramón Arangüena (Espejo público), Juan y Medio (1 contra 100) y Ricardo Castella (Noche Hache).

Y es que encontrar recambios para las estrellas mediáticas con la suficiente telegenia -esa cualidad para enamorar a las cámaras y de paso a los espectadores- se ha convertido en un quebradero de cabeza. En una pesadilla. La proliferación de televisiones tampoco ayuda. Mucha demanda y poca oferta, pues. Los programas de entretenimiento son los que más acusan este mal endémico, apunta Rivas. La directiva revela que el departamento de I+D de Antena 3 rastrea continuamente por operadores autonómicos, nacionales o locales a la caza y captura.

Numerosas figuras de la televisión proceden del mundo de la radio

Todas las cadenas admiten que los proyectos abundan, pero muchos se estancan por falta de presentadores ad hoc. Mariano Blanco, director de programas de Cuatro, opina que descubrir valores se enmarca dentro del devenir cotidiano. "Es más, en muchas ocasiones representamos el papel de cazatalentos". Blanco dice que cuando se hace un buen descubrimiento "es realmente fantástico".

Tradicionalmente, la radio ha sido uno de los filones preferidos donde ir a buscar. Del programa de madrugada Hablar por hablar de la SER han salido Mara Torres, ahora en La 2 Noticias (TVE) y Cristina Lasvignes, al frente del magacín de Antena 3 Tal cual lo contamos. Mamen Mendizábal (laSexta Noticias), Ana Pastor (59 segundos) y Joaquín Prat Jr. (El programa de Ana Rosa) también proceden de la misma emisora. Al igual que Iñaki Gabilondo (Noticias Cuatro) o Pablo Motos. El máximo responsable de El hormiguero pilotaba el despertador de M-80 No somos nadie antes de saltar a Cuatro. Josep Lobató (20P) procedía de Europa FM, donde copresentaba el gamberro Ponte a prueba y gran parte de la trayectoria de Luján Argüelles (Password, Cuatro) ha discurrido en Onda Cero. De RNE desciende Ana Solanes (El ombligo de la luna), que tomará las riendas del divulgativo Sacalengua (TVE).

Pero ¿qué es lo que tienen las ondas que tantos fichajes procuran? Blanco destaca el gran talento de sus profesionales "para improvisar y reaccionar con rapidez ante cualquier contingencia y su capacidad para manejar el sentido del tiempo". "Es una cantera fenomenal" y pone como ejemplo a Motos. "Se ha convertido en un showman, en un crack del entretenimiento familiar". Un portavoz de Onda Cero abunda también en la idea "de gran escuela".

Para Javier Pons, director de TVE, la fuga de cerebros radiofónicos tiene que ver con su cualidad para ser "polivalentes". "Son ágiles, dinámicos y con infinitos recursos; son el fondo de armario de las televisiones", comenta gráficamente Pons, quien habla desde la experiencia que da trabajar 28 años en la radio.

Ante tanto déficit tampoco es extraño que modelos, misses y cantantes pasen del escenario o la pasarela a los platós. Es el caso del ex Mister España Jorge Fernández, quien lleva a diario la batuta de La ruleta de la fortuna (Antena 3). Una modelo, Eva González, da la cara a diario en la versión actual de El juego del euromillón (Telecinco). El cantante venezolano Carlos Baute ha debutado hace unas semanas en el concurso de parejas de Cuatro ¡Elígeme!

Esa dificultad es la causa por la que, en ocasiones, las cadenas condenan al pluriempleo a sus cabezas visibles. ¿Ejemplos? Jesús Vázquez (Guerra de sesos, OT), Anne Igartiburu (Corazón de... ¡Mira quien baila!) o Christian Gálvez (Pasapalabra, Supervivientes). También es la razón por la que las cadenas atan corto a sus rostros más reconocidos, con los que firman contratos de larga duración.

Los directivos tienen claro que el relevo generacional es necesario. Pero, como subraya Rivas, "gente nueva sí, inexpertos no". "Las cadenas se juegan mucho y sólo los presentadores que transmiten verdad son los que arrastran audiencia", concluye.

De izquierda a derecha, Pablo Motos (Cuatro), Mara Torres (TVE) y Jesús Vázquez (Telecinco).
De izquierda a derecha, Pablo Motos (Cuatro), Mara Torres (TVE) y Jesús Vázquez (Telecinco).

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción