Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:breakingviews.com | Laboratorio de ideas

En busca de grietas

Google ve caer sus ingresos en el primer trimestre pero aún tiene margen

Parece que, después de todo, Google es humana, aunque sólo un poco. Por primera vez en su breve historia como empresa que cotiza en Bolsa, los ingresos cayeron el pasado trimestre, cuando los problemas con la publicidad hicieron mella en su rentable negocio de anuncios en Internet. Pero Google no tuvo que esforzarse mucho para mejorar sus márgenes y mantener los beneficios viento en popa. La empresa tiene amplio margen para capear la recesión mediante la variación de costes y aumentando su dominio.

El gigante de los motores de búsqueda en la web obtuvo el pasado trimestre 5.510 millones de dólares de ingresos, sólo un poco por debajo de las expectativas de los analistas de Wall Street y con un descenso del 3% respecto a los últimos tres meses de 2008. Es la primera vez que los ingresos de Google caen en los cuatro años transcurridos desde su oferta pública inicial.

El descenso se ha producido porque los anunciantes están gastando menos en Internet, sobre todo en segmentos antes clave como el sector de la automoción y el financiero. De hecho, Adsense, el programa publicitario de Google, vio caer sus ingresos un 3% respecto al mismo periodo del año anterior.

Pero las grietas en la armadura de Google son todavía microscópicas. A pesar de que su base de ingresos se está ralentizando, la empresa se ha vuelto más eficiente, y ha aumentado un punto porcentual su margen de explotación, hasta alcanzar un impresionante 34%. Y lo ha hecho perdiendo sólo 58 puestos de trabajo entre más de 20.000, en el que parece haber sido el peor de los trimestres para el empleo estadounidense en una generación. Eso le ha permitido incrementar en un 8% su rentabilidad anual, a pesar de la desaceleración de los ingresos.

Y la reserva de fondos disponibles de Google el pasado trimestre era enorme, de 2.000 millones de dólares, impulsada por el cuarto trimestre consecutivo de disminución de gastos de capital. Todo esto subraya las variables que Google tiene para garantizar beneficios estables sin sacrificar su posición competitiva.

De hecho, la posición casi monopolística de Google como motor de búsqueda sigue consolidándose. Su porcentaje de búsquedas el pasado mes en Estados Unidos fue de casi el 64%, el más elevado desde su creación y muy por encima de los porcentajes de Yahoo y Microsoft, que se sitúan en el 21% y el 8%, respectivamente, de acuerdo con Comscore.

La elevada reserva de fondos y los amplios márgenes de Google le permitirán seguir reinvirtiendo en su actividad dominante de búsqueda. Naturalmente, puede que vengan tiempos más duros. Pero Google apenas ha empezado a cortar la grasa, lo cual podría hacer en caso de necesidad. Tal vez no sea la imparable máquina de hacer dinero que los inversores valoraron hace unos años. Pero es probable que a sus competidores se lo parezca.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 19 de abril de 2009