Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tribuna:Dinero & inversiones

¿Me concede este préstamo?

El Banco Central Europeo publica trimestralmente una encuesta sobre los factores determinantes de la evolución de los préstamos bancarios en la eurozona. Los últimos resultados revelan que los bancos europeos han seguido endureciendo los criterios de aprobación aplicados a los préstamos tanto a hogares (consumo y vivienda) como a empresas.

Entre los factores que han contribuido a endurecer los criterios de concesión a empresas se encuentran las perspectivas del sector y la actividad económica general, y en menor medida, los costes relacionados con el nivel de capital de la entidad y la competencia con otras entidades de crédito.

En el caso de los hogares, son las perspectivas del mercado de la vivienda, de la actividad económica y, en menor medida, la disponibilidad de fondos los que han endurecido los criterios, así como los diferenciales aplicados a los préstamos, sobre todo de mayor riesgo, además de otras condiciones como las garantías requeridas y la relación entre el principal y el valor de la garantía.

Las entidades esperan que a partir de ahora se puedan relajar los criterios de aprobación de créditos

También hay que tener en cuenta que, pese a que las ayudas de los Gobiernos, vía capital o garantías estatales a las emisiones, han venido facilitando el acceso a la financiación mayorista -y se espera que sigan haciéndolo-, el acceso a los mercados monetarios, de capitales, o a la refinanciación mediante titulizaciones ha sido muy complicada por las tensiones derivadas de la incertidumbre en los mercados financieros. Sin embargo, las entidades esperan que a partir de ahora puedan relajar esos criterios, a medida que dicha desconfianza desaparezca y el entorno económico se pueda clarificar.

En cuanto a la demanda de empresas, se ha reducido como consecuencia de una menor necesidad de financiación para inversiones en capital fijo, fusiones, adquisiciones, reestructuraciones y financiación interna, reflejo de las difíciles condiciones en los mercados y del aumento del coste de la financiación mediante la emisión de valores de renta fija, aunque se ha mantenido estable la de circulante.

La demanda de los hogares también ha caído por el deterioro de la confianza y las menores necesidades de financiación de bienes de consumo duradero. Especialmente, la de adquisición de vivienda se mantiene en niveles aún bajos y no se esperan grandes mejoras a corto plazo.

Sergio Esteban y Esteban Sánchez son profesores de la Escuela de Finanzas Aplicadas (Afi)

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 19 de abril de 2009