Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los anti-Bolonia ponen fin a su encierro en Girona

Han estado encerrados 100 días y eran los últimos estudiantes contrarios al plan de Bolonia que ocupaban una facultad en Cataluña, después del polémico desalojo forzoso de Barcelona. Ayer de madrugada la cuarentena de universitarios instalados desde el pasado diciembre en el vestíbulo de la Facultad de Educación y Psicología de la Universidad de Girona (UdG) levantaron el campamento.

Ni rastro de tiendas, colchones, cocinas, utensilios o alimentos. "La finalización del encierro no es una rendición incondicional ni un paso atrás. No callaremos hasta que las cosas se hagan democráticamente, sin decidirlo todo desde arriba y sin cargas policiales", dijo ayer el portavoz estudiantil, Jordi Gasulla.

La ocupación de la UdG había sido muy criticada en los últimos días por el rectorado y el personal de administración y servicios, por considerar que las condiciones higiénicas del encierro rozaban la insalubridad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 18 de abril de 2009