Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

El Valencia, en paz con sus futbolistas

Gracias a un préstamo de 50 millones, el club paga las fichas con casi tres meses de demora

"¡Vaya preguntita, pisha!". Así respondió ayer Alexis en la rueda de prensa tras el entrenamiento del Valencia. "¿Ha cobrado ya? ¿Ha comprobado su cuenta corriente?". Ésa fue la preguntita. La respuesta, muy protocolaria. En la línea de lo que declaró el capitán, Marchena, un día antes: "No necesito mirar la cuenta corriente". Si el club les dijo que cobrarían, los jugadores confiaban en ello. Y, en efecto, les pagó ayer con dos meses y medio de demora.

Pudo hacerlo el Valencia gracias al préstamo de 50 millones que se le concedió recientemente. Lógicamente, "ello contribuye a la tranquilidad del entorno", como afirmó Marchena. Si el miércoles empezaron a recibir, vía transferencias bancarias, el 20% de ese dinero, ayer se les ingresó el resto. El club les abonó lo que faltaba con pagarés avalados bancariamente, de modo que quien quiso ya pudo ayer retirar efectivo.

El equipo seguirán luchando lo que queda de curso, es decir, ocho jornadas más, por clasificarse para la Liga de Campeones. De momento, con tres victorias consecutivas, ya han recuperado la cuarta plaza. Pero el calendario de encuentros no es el más propicio. O sí, porque, entre otros rivales, el Valencia se enfrentará al Sevilla (el domingo, en Mestalla), tercero, a ocho puntos; al Atlético, sexto, a tres puntos, y al Villarreal, que ahora es quinto y está a un punto. Ganar a esos rivales sería esencial.

Todos ellos, junto al Málaga, con los mismos puntos que el Atlético, pelean por una plaza entre los cuatro primeros. Mejor si es la tercera, que también da acceso directo a la competición, pues el segundo, el Madrid, ya está a 12 puntos de su inmediato perseguidor, el Sevilla. Y a 20 del Valencia.

"Si queremos estar entre los cuatro primeros, tenemos que vencer a los mejores. Disponemos de gente para hacerlo", dijo Alexis. También deben visitar aún Mestalla el Barcelona, el líder, y el Madrid. "Nos jugamos la vida", remachó.

Por otra parte, Mata aseguró ayer que, aunque no ha habido negociaciones formales, el club le ha transmitido "tranquilidad y confianza" y le ha emplazado a final de temporada para la revisión de su contrato. Según lo acordado a su llegada, el futbolista, uno de los que menos cobra de la plantilla, mejoraría sus emolumentos cuando jugase 50 partidos en Primera. Ya los ha superado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 17 de abril de 2009