Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:ENRIC MORERA | Secretario general del Bloc

"El Partido Popular nos ha hecho un traje infame. Y lo pagará"

Enric Morera (Oliva, 1964) aspira a ser el Barack Obama de un valencianismo que se declara progresista y que ya no subraya su vertiente nacionalista. Pretende aglutinar un espacio "abierto a todos" los que no militan en los grandes partidos nacionales y está convencido de que lo logrará con buen humor, ironía y pocas exigencias ideológicas. Acaba de revalidar la secretaria general del Bloc con un respaldo del 75% de los votos.

Pregunta. ¿Qué ha cambiado en el Bloc en el congreso?

Repuesta. Hemos renovado la dirección y la propuesta política. Y hemos definido la táctica a seguir hasta 2011.

P. Que será...

R. La vertebración del espacio valenciano de progreso. Fortalecer el Bloc, sumar dentro del Bloc, integrar en el Bloc. Y luego compartir con aquellos que creyeron en el Compromís y con aquellos que quieren una política en términos propios.

"La cuestión de los símbolos la tenemos superada"

"Situar a los valencianos en el centro del mundo resulta provinciano"

"Negar lo propio y buscar lo mejor fuera es una política de autoodio"

"Calp recupera su nombre tras 30 años de democracia. Es un símbolo"

P. ¿Ha sido importante el debate en torno a los símbolos, la aceptación de la senyera?

R. Con la división identitaria los valencianos hemos perdido mucho. Dentro del Bloc cabe todo valenciano o valenciana que quiera hacer un trabajo político en términos propios. La cuestión de los símbolos la tenemos superada.

P. El Bloc se sacudió el nacionalismo y se presenta ahora como la única opción de "estricta obediencia valenciana", una frase de Héctor Villalba, que era de Unión Valenciana.

R. Cuando constituimos el Bloc unimos a los nacionalistas con unos resultados muy meritorios en 1999 y 2003. Ahora hemos constituido un espacio de suma, pero no a cualquier precio. Queremos un país de alta calidad social, ambiental y económica.

P. ¿Cuál es su propuesta económica?

R. Frente a la especulación, el despilfarro, el autobombo y la manipulación informativa que caracteriza la gestión del PP nosotros levantamos una alternativa de progreso sobre los valores valencianos de la austeridad, el rigor, el esfuerzo, del trabajo bien hecho, de la innovación...

P. ¿Ha copado el PP el espacio del valencianismo?

R. Ha manipulado un elemento de orgullo de ser valencianos a través de los grandes eventos y ha aprovechado una coyuntura, entre comillas, de bonanza económica. Pero ahora todo eso ha cambiado. Hay una crisis gravísima que aquí es exponencialmente más grave porque las políticas del PP la han favorecido.

P. Los grandes eventos son rentables para los políticos.

R. Situar a los valencianos en el centro del mundo ha resultado una política provinciana. Negar lo propio para buscar lo mejor fuera es una cultura de auto odio. El PP nos ha hecho un traje infame a todos los valencianos y ahora lo pagará en las urnas, porque es un traje de mentiras, de división y de presunta corrupción. Y no cambian el chip. Siguen malbaratando nuestros recursos en la juerga permanente y eso les pasará factura.

P. ¿Cómo se arregla ese traje?

R. Diciendo la verdad. Para actuar ante una situación gravísima lo primero que hay que hacer es un buen diagnóstico y el PP está instalado en la autocomplacencia. No hay otra posibilidad que competir en innovación.

P. ¿Cree que el PP pagará la factura en las próximas elecciones autonómicas?

R. El pueblo valenciano adjudica la crisis de forma mayoritaria al Gobierno central pero tanto el PP como el PSOE se ponían las medallas cuando las cosas iban bien. Hay tiempo y margen suficiente para situar el nivel de responsabilidad de cada uno. Cara a 2011 tenemos grandes posibilidades si proyectamos una postura sensata. El Bloc es la única alternativa al bipartidismo. Y tenemos una base de 350 listas municipales.

P. ¿Cómo explica al electorado las alianzas con el PP?

R. El Bloc tiene un proyecto claro para este país y es de corte progresista. Tenemos alianzas en más de 40 municipios con fuerzas de izquierda. Pero cada municipio tiene su propia dinámica y se producen situaciones diversas fruto de la coyuntura.

P. Como en Calp.

R. En Calp constatamos, en una coyuntura difícil, que nuestro proyecto progresista en urbanismo se está aplicando. Es la primera vez en 30 años de democracia que Calp ha recuperado su nombre. Es un símbolo.

P. ¿Usted se paga sus trajes?

R. No solo pago mis trajes sino que la política me cuesta mucho dinero y sacrificio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 13 de abril de 2009