Zapatero ordena acelerar el gasto de miles de millones en obras

Salgado y Blanco pactan forzar los plazos reduciendo trabas

La vicepresidenta económica, Elena Salgado, y el ministro de Fomento, José Blanco, se reunieron ayer con urgencia, sólo 24 horas después de tomar posesión de sus cargos y en plena fiesta de Semana Santa, para impulsar un plan que acelere las obras públicas en España. Éste es uno de los encargos a su nuevo equipo del presidente José Luis Rodríguez Zapatero con la intención de movilizar una ingente cantidad de recursos públicos -el presupuesto de Fomento en inversiones roza los 20.000 millones- para activar la economía.

Salgado y Blanco se fijaron un plan basado en la eliminación de trabas burocráticas, con lo que se pueden dinamizar obras a corto y medio plazo, según ambos ministerios. Los técnicos de los dos departamentos trabajarán todos los días de esta Semana Santa para evaluar qué obras pueden acelerarse.

Entre los proyectos que intentan acometer figura el de reducir a seis meses las declaraciones de impacto ambiental, como había prometido Zapatero sin que actualmente se cumpla. Economía también pondrá de su parte un mecanismo más ágil para la liberación del presupuesto con destino a las obras públicas.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS