Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La remodelación del Ejecutivo | Política Territorial y Fomento

El reto estratégico de que España esté en obras

Blanco deberá impulsar nuevas infraestructuras

"José Blanco tiene las mejores condiciones políticas y personales para dirigir la política de infraestructuras; el instrumento más poderoso para la cohesión económica de España". Ésta es la presentación que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, hizo de su número dos

en el partido para indicar el significado de su nombramiento que entra de lleno en políticas contra la crisis. Zapatero quiere activar la máquina de obras del Estado, mientras la actividad privada siga bloqueada. ¿Por qué, este nombramiento? Quienes conocen las razones de Zapatero esgrimen que Blanco es un perfecto conocedor de la realidad socioeconómica de España. Lleva nueve años al frente del aparato electoral del partido calibrando qué necesidades hay en cada comunidad autónoma, cuáles son los puntos débiles y el porqué. Sabe dónde hay que invertir.

Según Zapatero, "Blanco tiene una clara visión de conjunto, autoridad, sensibilidad política y capacidad para reconocer las necesidades reales de cada territorio, equilibrar decisiones y ordenar prioridades conforme al interés general". Nadie duda en el PSOE y en el Gobierno de que Blanco está a la cabeza de los afectos de Zapatero en consideración política y profesional. A ojos del líder del PSOE, Blanco ha sabido utilizar con provecho el poder que le dio. Y lo mantendrá porque continuará como vicesecretario general del PSOE. Zapatero, no obstante, considera que Blanco se ha ganado con creces su confianza. Le ha correspondido con una lealtad sin límites, con un trabajo intenso, y con éxitos electorales.

Su cometido le llevará a trabajar con el vicepresidente territorial. Además, compartirán doble sede: Manuel Chaves, presidente del PSOE, Zapatero y Blanco, se sentarán juntos en el Consejo de Ministros y en la ejecutiva del PSOE. Juntos en el partido y en el Gobierno

La mano derecha del presidente

- José Blanco es ministro de Fomento y vicesecretario general del PSOE. Trabó amistad con él cuando ambos eran diputados rasos. Es un hombre de la máxima confianza del presidente del Gobierno.

- Coordinó la candidatura de Zapatero en el congreso federal del PSOE y levantó los votos que le eligieron secretario general del partido.

- Zapatero dijo ayer: "Tiene una clara visión de conjunto, autoridad, sensibilidad política y capacidad para reconocer las necesidades de cada territorio".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de abril de 2009

Más información