Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Análisis:DESDE EL PARQUÉ | Mercados

El mercado funciona sin referencias

Los mercados de valores europeos vivieron ayer una jornada llena de confusión, con una apertura negativa y una posterior recuperación de la mano de la Bolsa de Nueva York.

El Ibex 35 abrió con una caída que, en pocos minutos, alcanzó el 2,28% y que parecía presagiar un nuevo movimiento corrector ante la ausencia de alicientes para sostener los precios. No obstante, la corriente vendedora fue perdiendo fuerza a medida que avanzaba la sesión, y poco después de la apertura de la Bolsa de Nueva York este índice ganaba el 2,39%, también en ausencia de causas concretas. En total, el recorrido alcista del Ibex 35 entre el mínimo y el máximo de la sesión fue del 4,78%, un dato que lo único que indica es que la volatilidad ha vuelto a ser la fuerza motriz del mercado español.

Al cierre de la sesión, el Ibex 35 subió el 1,87% y quedó en 7.961,00 puntos, muy cerca del nivel psicológico de los 8.000 puntos que llegó a superar en los mejores momentos del día.

El comportamiento del resto de las plazas europeas fue más o menos similar, aunque las oscilaciones no resultaron tan fuertes como las de la Bolsa española. Las numerosas declaraciones sobre la posible mala salud del sistema financiero español no están ayudando ni a los inversores ni a los ahorradores, aunque los primeros lo tienen más fácil sobre el papel. Sin embargo, la relativa facilidad con que los mercados se dieron la vuelta en esta sesión indican que nadie tiene claro el comportamiento de los mercados, ni siquiera a corto plazo.

Al final, es la evolución de la Bolsa de Nueva York la única variable que parece capaz de animar a los inversores, ya sea a comprar o a vender, o a hacer ambas cosas en el mismo día, como sucedió ayer. Así las cosas, no es de extrañar que la mayoría de los análisis de mercado se centren casi exclusivamente en los gráficos de los índices Dow Jones o Standard & Poor's del mercado estadounidense, pues son sus resistencias y sus soportes los que, en esta fase de la crisis, parecen las únicas capaces de marcar tendencia.

Los vaivenes de esta sesión tuvieron una consecuencia positiva para la Bolsa española, pues el nivel de la contratación en el Mercado Continuo ascendió hasta los 2.763,17 millones de euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 2 de abril de 2009