Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Los recortes a las escuelas infantiles

La cobertura dada por EL PAÍS sobre la huelga y masiva manifestación de docentes del día 25 de marzo no creo que haga justicia a la verdad, o al menos toda. Los docentes de las escuelas infantiles que yo conozco están hartos; hartos de privatizaciones que recortando presupuestos limitan el personal, mal alimentan a los niños de edades tan tempranas y aumentan hasta lo imposible el número de alumnos por aula. Estos docentes quieren que su trabajo vuelva a ser digno, digno de ellos, de los niños y de sus familias. A doña Esperanza se le llena la boca contando las excelencias de la destrucción de algo tan ejemplar como eran las escuelas infantiles. Y allí fuimos y allí fueron para defenderse, para defendernos, para defender a los niños. No sé si todos, pero sí muchos, muchísimos: un clamor con sus pancartas, gritos y charangas. Hay rabia pero no vi desánimo. Seguirán, seguiremos hasta reparar este desaguisado.

Y si los dirigentes de la cosa pública actuasen con listura abrirían los balcones a la calle. No es más que un aviso para navegantes, señora. ¿Oye los tambores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 31 de marzo de 2009