Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:MÚSICA | Discos

Fusión alta en quilates

La cubana Cucu Diamantes, vocalista de Yerba Buena y ahora cantante en solitario, se define como "un híbrido multicultural"

Cuenta la leyenda que Cucu Diamantes llegó desde Cuba en bote a Estados Unidos acompañada por Amanda Lepore y Sophia Lamar. Juntas formaron un trío espectacular para las noches neoyorquinas de los noventa, plagadas de excesos y extrañas criaturas que, como ellas, buscaban su lugar más allá de un rastro de carmín. Cucu se cruzó con el productor Andrés Levin (Miguel Bosé, Alejandro Sanz, David Byrne), con quien formó Yerba Buena, posiblemente la banda que mejor ha prodigado la fusión afrolatina con un talante globalizador en la última década. "Cuando empezamos", recuerda Cucu, "uníamos muchos estilos diferentes en una misma canción, sin pararnos a pensar '¿gustará o no?'. Y pronto recibimos críticas excelentes por parte de medios estadounidenses como The New York Times o The Washington Post. A partir de ahí fue cuando también se nos acercó el público latino. Nos da mucho orgullo ver que ahora muchos grupos, como Calle 13, utilizan como base la fusión y el spanglish".

Cucu presenta su primer álbum sola, Cuculand, "un lugar que en realidad es un estado mental", subraya. Con la complicidad de Levin y Yotuel, de Orishas, la vocalista nos lleva de viaje por un mundo sin fronteras musicales, enriquecido por la convivencia entre el hip-hop y la cumbia, el punk y el pop, los recitados punjabi o las trompetas mariachis. "Soy un híbrido multicultural", afirma sin pudor. Su rango vocal y desparpajo la aproximan a sus adoradas paisanas Elena Burke (componente de las emblemáticas Las D'Aida) o La Freddy (en quien Guillermo Cabrera Infante inspirara su novela Ella cantaba boleros). "En el mundo latino no veo el mismo fenómeno que está ocurriendo en el Reino Unido, donde sus jóvenes cantantes reivindican las raíces blueseras y afroamericanas. Es algo que no entiendo. Por ejemplo, una de mis inspiraciones es Chavela Vargas. En España me pasa igual, veo a muy pocas que acudan a sus propias raíces. La única, Concha Buika. Imagínate que aquí salga una cantante pop al nivel de Amy Winehouse pero que interprete como una Rocío Jurado. Nos quedaríamos todos muertos".

A Cucu le gusta involucrarse en causas que mejoren el mundo. Acaba de regresar de cantar en una gala organizada en París por Nicolas Sarkozy y Carla Bruni con el fin de recaudar fondos para Innocence in Danger, una asociación que combate los abusos sexuales infantiles. Junto con Levin ha formado la organización Music Has No Enemies, con la que han grabado una canción benéfica con multitud de artistas para Amnistía Internacional. Y fue una de las impulsoras del decisivo voto latino por Obama encabezando un vídeo donde también aparecían Alejandro Sanz, Paulina Rubio y Jessica Alba. Para celebrar la victoria del nuevo presidente en la gala latina, Cucu se envolvió en un vestido que emulaba la bandera de Estados Unidos confeccionado por Catherine Malandrino. "No me la puse en tono patriótico, sino para subrayar la idea de que Estados Unidos es un lugar hecho de inmigrantes. Con el cambio de Gobierno sentí otra vez que yo también formo parte del sueño americano".

Cuculand. Cucu Diamantes. Cuculand Records e iTunes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de marzo de 2009