La entidad metropolitana de Valencia subirá la tarifa del agua un 11%

La entidad metropolitana de servicios hidráulicos (Emshi) pretende subir la tarifa del agua un 11%, un aumento "desmesurado que no se justifica", según denunció ayer el portavoz socialista en la entidad, Ramón Marí. En el Emshi están representados los municipios de Valencia y del área metropolitana para la gestión de la red de agua en alta. La nueva tarifa del metro cúbico ya ha sido aprobada por la asamblea del Emshi, en la que tiene mayoría absoluta el PP. Sólo falta que la Consejería de Industria de la Generalitat le dé el visto bueno, por lo que los socialistas pidieron ayer que no se acepte la propuesta.

Según expuso Marí, la tarifa no debería superar el 4,5% de incremento por el IPC, pero el precio final implica un aumento real del 11%. A su juicio, el Emshi pretende cubrir con la diferencia costes de mantenimiento y el déficit presupuestario de su empresa de saneamiento, Emarsa. Marí denunció que la subida se produce a pesar de que el coste del agua ha bajado, ya que la Confederación Hidrográfica del Júcar ha reducido el canon que cobra por este recurso un 60%. La rebaja del agua, consecuencia de la mayor disponibilidad que en los pasados años de sequía, no se repercute en el recibo de los vecinos. "Cuando baja el agua el Gobierno, la sube el Emshi", aseveró el concejal socialista de Valencia Juan Ferrer. El metro cúbico de agua, con la aplicación del IPC y la rebaja de la Confederación alcanzaría los 0,35 céntimos el metro cúbico -menos que el año pasado-, pero la tarifa aprobada por el Emshi se ha fijado en 0,39.

El déficit de las empresas metropolitanas del agua implicará también una doble imposición, siempre según la denuncia socialista. Los vecinos pagan en el recibo del agua un canon por la depuración de los recursos y la Generalitat, que es la que lo cobra, debería transferir la parte correspondiente a Emarsa, que se ocupa de la planta de Pinedo. Sin embargo, Emarsa tiene un déficit que se cubrirá con la subida de la tarifa a los vecinos, cuando estos seguirán pagando también el canon de la Generalitat.

"El PP muestra escasa sensibilidad en una época de dificultades, esta subida no se entiende", criticó José Soriano, secretario del área metropolitana en la ejecutiva provincial del PSPV-PSOE, quien exigió a la consejería que "rectifique". La subida se producirá en los próximos meses. El recibo ya se ha incrementado este año con el cobro de la nueva tasa de basuras, para cuyo cálculo se usa el consumo de agua.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 25 de marzo de 2009.

Lo más visto en...

Top 50