Los dibujos del escultor Lipchitz

Una colección de 152 dibujos y grabados de Jacques Lipchitz (Druskieniki, Lituania, 1891-Capri, Italia, 1973), el artista que llevó los postulados del cubismo a la escultura, han sido recientemente hallados de forma fortuita por los herederos de su viuda. Dos carpetas olvidadas en un armario contenían un centenar y medio de dibujos y grabados, a veces un simple apunte en una hoja de cuaderno, en otros casos series vinculadas al proceso de creación de las grandes esculturas del autor a lo largo de toda su carrera. La totalidad de las obras se exponen desde ayer en el Aula de cultura de la BBK, en Bilbao (Elcano, 20. Hasta el 16 de abril).

"Es el dibujo de un escultor, pensando en tres dimensiones, en la forma y el espacio", explicó el comisario de la exposición, Kosme de Barañano. La exposición de dibujos coincide con la publicación del catálogo razonado de los yesos de Lipchitz, una obra de 600 páginas realizada por Barañano. La obra, editada por la BBK, continúa el trabajo realizado por el historiador Allan G. Wilkinson en dos volúmenes dedicados a las esculturas en bronce. El catálogo registra más de 400 piezas en yeso, un material fundamental en la creación de Lipchitz, presente en su trayectoria desde su etapa juvenil.

Una mujer mira, ayer, los dibujos <i>Estudio para Pastorale o Head and Hands </i>(1942), de Lipchitz.
Una mujer mira, ayer, los dibujos <i>Estudio para Pastorale o Head and Hands </i>(1942), de Lipchitz.L. ALBERTO GARCÍA

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 23 de marzo de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50