Reportaje:TALENTOS QUE ARRIESGAN | Carreras & capital humano

Pulso a la chispa de la vida

Isotop quiere plantar cara a Aquarius e Isostar, con capital español

Corría 1965 cuando científicos de la Universidad de Florida (EE UU) decidieron, en un intento de apoyar al equipo de fútbol americano del centro docente (de nombre Gators), investigar sobre el desarrollo de una bebida que permitiera reponer los líquidos y sales perdidos tras el ejercicio físico. A estas alturas de la lectura ya resultará evidente que la bebida en cuestión fue Gatorade, en homenaje a la formación deportiva que la hizo posible. El brebaje en cuestión fue comprado por PepsiCo y ahí comenzó la historia de las bebidas isotónicas, un negocio que actualmente dominan, además de la propia Pepsi, las multinacionales Coca-Cola (Aquarius) y Nutrion & Santé (Isostar).

Así ha sido durante los últimos 30 años, y la empresa Expansió Isotop nació con la idea de propiciar un nuevo reparto del pastel para, al menos, los próximos 30. "Primero, en el mercado español; luego, en el mundial", según Alejandro Martín, uno de los socios fundadores de la firma, con sede en Reus (Tarragona), que representa la marca Isotop. Junto con sus socios Mario Román y Manuel Marín, "ambos con experiencia en la industria alimentaria", controla el 51% de la sociedad; "el resto de las acciones está en manos de la compañía de capital riesgo Reus Capital de Negocis, participada por el Ayuntamiento de Reus y por un grupo de empresarios locales", explica Martín.

Con experiencia en el área comercial ligada al negocio del envasado de agua de manantiales, a Alejandro la idea de Isotop comenzó a rondarle en la cabeza: "La idea era crear un isotópico diferente de lo que había en el mercado". Y así ha sido, puesto que Isotop no ha seguido la tendencia marcada por las aguas minerales de desarrollar productos con sabores. Ha lanzado cuatro marcas al mercado: Solar, que incluye luteína, un antioxidante que protege del sol; Live, para activar el sistema de defensas, que incorpora un polisacárido llamado plerasan y vitamina C; Fitness, quemador de grasa con L-carnitina, y Extrem, una bebida energética. Innovador de raza, Alejandro no se detiene en la propuesta de un producto alimenticio reconstituyente. Tiene que aportar más cosas, como un innovador tapón-contenedor de las vitaminas y minerales que habrán de añadirse.

Con respecto a su estructura, Expansió Isotop ha apostado por la externalización de los procesos. Así, el recipiente y el tapón se fabrican en Leiria (Portugal) y la formulación se realiza en colaboración con Merck. Del tapón se encarga la farmacéutica asturiana Laboratorios Diasa, que introduce las sales minerales y las vitaminas, y las sella. Finalmente, las botellas se envían a Begudes Toscà, firma de Tortosa (Baix Ebre) dedicada a la venta de bebidas carbónicas, que las rellena con agua de manantial de la zona montañosa dels Ports de Tortosa-Beseit.

Así, ya con cada pieza en su sitio, hace algunos meses comenzó la distribución de Isotop en grandes superficies y distribuidores de tiendas especializadas, "dos líneas de trabajo distintas que están dando unos resultados positivos porque aportamos algo muy distinto de lo existente en el mercado". Y para nota de distinción, su página web www.isotop.es "es nuestra principal herramienta de marketing", sentencia Alejandro Martín. -

Alejandro Martín es uno de los fundadores de la firma Isotop, con sede en Reus (Tarragona).
Alejandro Martín es uno de los fundadores de la firma Isotop, con sede en Reus (Tarragona).

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción