Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MAURICIO FUNES | Candidato del FMLN | Elecciones en El Salvador

El periodista que dejó de ser independiente

En un país gobernado durante dos décadas por la derecha dura, Mauricio Funes se ganó merecida fama de periodista crítico e independiente. Y eso tiene su mérito en un país donde un alto porcentaje de la prensa actúa al dictado del partido en el poder. Pero, de tan crítico que fue con Arena, el ex corresponsal de la CNN se fue escorando tanto que terminó convertido en el candidato de la extrema izquierda. Porque si en algo coinciden los dos partidos sobre los que pivota la vida política de El Salvador es en su rechazo a los colores intermedios. Todos los políticos que han intentado durante estos años suavizar el azul o el rojo de sus respectivas formaciones han terminado cansándose y marchándose, acusados de traidores o cosas peores. Así que Funes, a pesar de su cuidada imagen de intelectual moderado, no es más que el candidato de un partido donde los viejos comandantes guerrilleros siguen teniendo mando en plaza.

El ex periodista se ha tenido que dedicar durante la campaña a jurar que no entregará el país a Hugo Chávez: "Las relaciones que ha tenido mi partido con el presidente de Venezuela, las respeto, pero no me comprometen a privilegiar una relación con él". Cuando lo escuchan, los viejos comandantes esbozan una sonrisa socarrona. Califican a Funes con cierto desdén como "el candidato mediático", una especie de impuesto que hay que pagar para acceder a un poder que se les viene resistiendo desde que bajaron de la montaña.

Hay otra cuestión que ha manchado la trayectoria impoluta de Mauricio Funes y su triunfal campaña. Las pruebas -filtradas con malas artes por el partido en el poder- de su conexión íntima con un conocido empresario salvadoreño, que puso una mansión y dos millones de dólares (1,5 millones de euros) a la entera disposición del candidato de la izquierda. Una extraña combinación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 16 de marzo de 2009