Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Setmana del Llibre, contenta en Sant Cugat pero piensa en Barcelona

Los cálculos se habían hecho para vender el 50% menos pero, al final, la Setmana del Llibre en Català cerró ayer en Sant Cugat su 27 edición, la primera fuera de Barcelona, con 200.000 euros de facturación, o sea, el 30% inferior al año pasado, en la plaza de la Catedral barcelonesa. El número de visitantes se quedó en 50.000 personas: buena cifra pero lejos de las 190.000 de 2006 en la plaza de Catalunya.

"La respuesta de Sant Cugat ha sido extraordinaria", dijo ayer Albert Pèlach, presidente de la comisión organizadora, que destacó que la nueva ubicación ha permitido "consolidar un modelo de Setmana más festivo y con tres espacios diferenciados; ahora sabemos cuál es el modelo que seguir". La distribución no es baladí: una de las trabas que el Ayuntamiento de Barcelona ha puesto a los organizadores es que el evento necesita un espacio muy grande y cerrado. "Esta nueva estructura, más integrada en el paisaje urbano, nos da mayores posibilidades para Barcelona", admitió Pèlach, quien insistió en que su voluntad es "recuperar un espacio en el centro de la capital". ¿La oferta del paseo de Lluís Companys es céntrica? "No, como tampoco sirven ni la plaza de la Universitat ni Els Jardinets, en Gràcia, por falta de espacio". Pèlach seguirá al frente de la Setmana "si se sigue avanzando en este modelo". Stieg Larsson e Isabel-Clara Simó fueron los autores más vendidos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 16 de marzo de 2009