Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:BERTO ROMERO | Humorista

"Me encanta un buen chiste de pedos"

Un día apareció en el programa de Andreu Buenafuente un tipo socarrón con cara de despistado y gafas sin cristales que se metió a la audiencia en el bolsillo. El domingo por la noche, Alberto Romero (34 años) da el gran salto. Estrena El programa de Berto (La Sexta), que él protagoniza, dirige y escribe. Lo define como "un programa de autor".

Pregunta. ¿No teme la sobredosis de Berto?

Respuesta. Siendo 45 minutos te lo puedes permitir. No deja de ser un programa hecho a mi medida. Eso sí, a quien no le guste yo, le va a horrorizar.

P. ¿Fue idea suya?

R. Pues no. Fue Andreu quien me lo ofreció después de que le sustituyera este verano. Y, como siempre hago gala de cierta inconsciencia, dije que vale.

P. Mójese. ¿Cómo cree que va a ir el programa?

R. ¡Buf!, me da mucho vértigo. Coincide con Aída, Doctor Mateo... Vamos a una trinchera donde se reparten hostias como panes. Si hago un 10% de cuota, me darán palmas las orejas. Con un 4%, me dirán "Bueno, nene, cuidadín...".

P. ¿Quién le puso el mote?

R. Mis amigos del pueblo, por una economía de lenguaje innecesaria. Me gustó porque era el único que se llamaba así. Es curioso, ahora que todo el mundo me conoce como Berto ellos me llaman Alberto.

P. ¿Iba para humorista?

R. De jovencito pintaba cómics. Gané algún concurso y me parecía que iba encarrilado por ahí. Estudié periodismo por eliminación y luego llegó el teatro, la radio... El humor casi que me vino a buscar.

P. ¿Era el gracioso de la clase?

R. Lo que sí que no era es el más guapo, así que intenté potenciarlo. De algún sitio hay que sacar.

P. ¿De dónde salieron sus gafas de guerra?

R. Me las trajo un amigo para una obra de teatro. Tenían cristales amarillos pero no veía nada y se los quité. Llevo las mismas desde entonces. Se ha convertido en el antifaz de Berto. Cuando me las pongo, es que estoy trabajando.

P. Hace más de diez años que empezó a trabajar. Ha hecho y sigue haciendo teatro, radio, ha colaborado con programas de TV3... ¿No le cansa el rol de principiante que potencia?

R. Aunque tengo cierta trayectoria, en la tele no llevo más de dos años. Supongo que soy un principiante tardío.

P. ¿Cómo es su sentido del humor?

R. Dicen que inteligente, pero también me encanta un buen chiste de pedos. Quizá inteligente en el sentido de que respeta la inteligencia del espectador.

P. ¿Es el sustituto de Andreu Buenafuente?

R. Sólo nos llevamos 10 años. Más que su sustituto soy su compañero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 14 de marzo de 2009