Castilla-La Mancha, primera autonomía en rondar la deflación

La economía pasa por una situación extrema de la que los registros estadísticos se han convertido en los mejores notarios. Ayer sumaron una muesca más: Castilla-La Mancha es la primera comunidad en la que caen los precios de un año para otro desde que, en 1978, se constituyó el Estado de las autonomías. El Índice de Precios de Consumo (IPC) de febrero refleja en esta comunidad un descenso del 0,1% en tasa anual, frente al alza del 0,7% para el conjunto de España.

Castilla y León (los precios se encarecieron un 0,2%), Galicia, Murcia o Navarra (0,3%), también se acercan a tasas negativas. El secretario de Estado de Economía, David Vegara, repitió ayer su definición de deflación - "una caída persistente y generalizada de los precios"- para descartar que ese proceso pueda ponerse en marcha en España. El IPC está ya en su nivel más bajo en 40 años. Y el índice de inflación subyacente (que excluye energía y alimentos frescos) dio su medida más exigua (1,6% de subida) desde que empezó a calcularse, en 1986.

Economía aduce que en el comportamiento de los precios pesa mucho la salvaje oscilación del mercado de petróleo, un efecto que será mucho más reducido a partir de agosto. Un argumento que coge fuerza si se comprueba que Castilla-La Mancha es la comunidad en la que se destina más parte del presupuesto familiar a carburantes y combustibles (128 euros por persona, frente a los 38 de media nacional), lo que los expertos del INE relacionan con un mayor gasto en calefacción.

Pero también hay razones para el argumento contrario, que el brusco retroceso de la demanda se deja notar en los precios, una pista que lleva a la deflación. Según la fundación de cajas, Castilla-La Mancha fue la comunidad que menos creció en 2008 (un 1,1%).

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 12 de marzo de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50