Muchos homenajes, poco acuerdo

El desencuentro entre PP y PSM marca los actos en memoria del atentado del 11-M

Una foto extraña. Sobre el estrado de terciopelo rojo, en silencio, miraban al frente Inés Sabanés, coordinadora de Izquierda Unida; Esperanza Aguirre, presidenta regional; David Pérez, portavoz popular en la Asamblea, y el presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, Juan Antonio García Casqueiro. Ningún socialista en el pequeño escenario rectangular. Ninguno en el espacio vagamente esférico de la plaza. Una decisión que ha sorprendido y molestado al resto de los grupos políticos y a las asociaciones de víctimas.

Por los altavoces, envolviendo la Puerta del Sol, vacía, sin coches, el Réquiem de Mozart. Después, como cierre, el himno de España en una versión bastante larga. Ejerciendo de espectadores, una cincuentena de invitados, abajo, al otro lado de una valla. En el suelo, dos coronas de flores transportadas por dos policías jóvenes. Al otro extremo, transeúntes y curiosos. Más allá de las vallas, un batallón de policías. Y entre los espontáneos, una mujer vociferante que interrumpió el silencio institucional. "¡Todo es un montaje!", repetía muy enfadada pero sin explicar a qué se refería.

"Nunca hemos ofendido a las víctimas. El PP, sí", dijo Maru Menéndez

Más información

Un silencio al que no se sumó el PSM. Sus representantes no se acercaron al acto. Una ausencia, planeada en respuesta al abrupto cierre de la comisión de investigación sobre el espionaje en la Asamblea, que remarcó el vicepresidente de la Comunidad, Ignacio González, para censurarla: "Han cometido un error", diagnosticó la mano derecha de Aguirre.

Una opinión compartida por Izquierda Unida. "No es lógico que no se haya llegado a un acuerdo para hacer un acto unitario", criticó Ángel Pérez, su portavoz municipal. De hecho, hubo cuatro homenajes consecutivos organizados por Comunidad, sindicatos, asociaciones de víctimas y Ayuntamiento de Madrid: uno a las nueve de la mañana, otro a las diez, otro a las once y otro a las doce.

Tomás Gómez, secretario general de los socialistas madrileños, aseguró que su formación "está con las víctimas", e insistió en que él no había sido invitado al acto de Esperanza Aguirre. Su portavoz parlamentaria, Maru Menéndez, argumentó que su partido "nunca ha ofendido a las víctimas, cosa que sí ha hecho el Partido Popular".

2Las asociaciones de víctimas del terrorismo se sumaron a las críticas a la ausencia del PSM en el acto de Aguirre. "Es una pena y una vergüenza que una vez más los políticos hayan antepuesto sus intereses al apoyo a las víctimas", apuntó la vicepresidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), Ángeles Pedraza, que hace cinco años perdió a su hija en los atentados. También quiso mostrar su "incomprensión" la directora de la Fundación Miguel Ángel Blanco, Cristina Cuesta: "No entiendo que no se haya hecho un homenaje compartido a las víctimas y que los políticos no hayan podido aparcar sus diferencias". La propia presidenta regional, Esperanza Aguirre, consideró que, con esta ausencia en la Puerta del Sol, los socialistas "les hacen un feo" a las víctimas de los atentados del 11 de marzo, "los más importantes que han tenido lugar en Europa". La jefa del Ejecutivo autónomo aseguró que "cada uno es responsable de sus actos", pero remarcó que no le parece bien "que se mezclen las cuestiones políticas" con estos hechos.

Gómez, por su parte, también recordó que los socialistas asistieron al acto del Ayuntamiento, a las doce en Atocha, y al de los sindicatos. Por la tarde, presenció el homenaje en la estación de El Pozo. Precisamente, al acto municipal también acudió David Lucas, portavoz del PSOE en el Consistorio. Lucas tuvo que variar su agenda el pasado martes por la noche, pues también tenía previsto acudir al acto de la Comunidad.

En la comisión de investigación por los presuntos espionajes a miembros del PP que se cerró ayer en la Asamblea también hubo bronca sobre el tema, informa Vera Gutiérrez Calvo. El PP cargó contra la portavoz del PSOE, Maru Menéndez, que había pedido un minuto de silencio por las víctimas del 11-M. "Sólo pretende lavar su conciencia después del desprecio que ha mostrado hacia las víctimas al no acudir al acto de homenaje", dijo el portavoz popular, David Pérez. El consejero de Justicia e Interior, Francisco Granados, añadió: "Era su obligación estar en ese homenaje", a lo que Menéndez respondió: "No vamos a hacer de comparsas de Esperanza Aguirre".

Acto de homenaje a las víctimas del 11-M al que no asistió ningún representante del Partido Socialista de Madrid. De izquierda a derecha, Juan Antonio García Casquero, presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), Inés Sabanés (IU), la presidenta Esperanza Aguirre, Alberto Ruiz-Gallardón y David Pérez (PP).
Acto de homenaje a las víctimas del 11-M al que no asistió ningún representante del Partido Socialista de Madrid. De izquierda a derecha, Juan Antonio García Casquero, presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), Inés Sabanés (IU), la presidenta Esperanza Aguirre, Alberto Ruiz-Gallardón y David Pérez (PP).BERNARDO PÉREZ

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 11 de marzo de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50