Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición exige a Camps la inmediata destitución de Castellano

El consejero niega haber beneficiado a Construcciones Taroncher

Ángel Luna, portavoz socialista en las Cortes, reclamó ayer la destitución "fulminante" de Serafín Castellano, consejero de Gobernación, ante la evidencia de que las adjudicaciones a Construcciones Taroncher desde los distintos departamentos que ha ocupado en los últimos años "no han sido contrataciones de forma esporádica, sino de forma sistemática para burlar la ley". Mònica Oltra, portavoz de Compromís, abundó: "Castellano no puede seguir en el Consell ni un minuto más".

Construcciones Taroncher, empresa propiedad de María Ángeles González y gestionada por su marido José María Pérez Taroncher, amigos íntimos de Castellano, ha sido adjudicataria de unas 200 obras contratadas por la Generalitat por un valor conjunto de siete millones de euros desde 2000.

Taroncher ha facturado siete millones a la Generalitat

Luna: "Ha sido contratado de forma sistemática para burlar la ley"

La mayoría de los contratos se han tramitado por procedimiento negociado sin publicidad o directamente, en los casos de menor cuantía. Castellano se comprometió a ofrecer información sobre las adjudicaciones a Taroncher el 18 de febrero, pero todavía no lo ha hecho.

"Castellano se burla de la ley y del sentido común", denunció Luna, "no se trata de sospechas o dudas, hay certeza absoluta de que Castellano ha adjudicado obras a su amigo íntimo, él mismo lo ha confesado".

Luna reclamó al presidente Francisco Camps la destitución "fulminante" de su consejero. Y se preguntó: "¿Por qué no procede el presidente a su destitución? Hay dos opciones. O tiene mala conciencia porque él mismo ha adjudicado obras a muchos amigos o tiene miedo de que Castellano hable, que revele entresijos de su Administración que le pondrían en un aprieto mayor de los que ya tiene".

Luna asumió que "es inútil" pedir la dimisión a Castellano, quien ha defendido en comparecencias públicas y en sede parlamentaria que cumple la ley "a rajatabla". Por eso invitó a Camps a actuar para airear "las aguas profundas de la charca putrefacta en que se ha convertido la administración del Consell".

Oltra también cargó contra el presidente de la Generalitat: "La actitud de Camps de mirar hacia otro lado solo se explica porque está más preocupado por sus asuntos con la justicia que con su tarea ejecutiva". La portavoz de Compromís recordó que ha denunciado "prácticas similares" del consejero de Bienestar Social, cuya familia disfruta de contratos millonarios por el concierto de residencias de mayores.

Castellano, quien se comprometió a difundir todos los contratos que ha adjudicado a Construcciones Taroncher hace tres semanas, difundió una nota en la que asegura: "No he influenciado en nada ni sobre nadie para que a ninguna empresa se le concedieran adjudicaciones".

Fundamentada y razonable

Ángel Luna, portavoz socialista, pedirá al presidente de la Generalitat, Francisco Camps, que aclare el jueves ante el pleno de las Cortes hasta qué punto está en posición de airear las aguas de la Administración de la Generalitat. La pregunta que registró ayer Luna dice textualmente: "¿Puede el señor presidente ofrecer una explicación fundamentada y razonable que le permita desvirtuar todas y cada una de las graves acusaciones que, contra él mismo y contra otros destacados cargos públicos del Partido Popular de la Comunidad Valenciana, se contienen en el auto de 5 de marzo de 2009 del Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional?"

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 10 de marzo de 2009

Más información