Maragall recibe al Consell de les Arts

El organismo, que tendrá estatutos hoy, dictaminará sobre la Ley del Cine

Tienen ganas, pero se han topado con la realidad, es decir, con la lentitud de la Administración. Hasta hoy no se aprobarán los estatutos del flamante Consejo Nacional de la Cultura y las Artes y hasta el jueves no quedarán legalmente constituidos. Y eso que tomaron posesión a finales de enero... Durante este tiempo, el suyo ha sido un trabajo más bien protocolario. El sábado celebraron una comida con miembros de la plataforma de asociaciones que promovieron el consejo y ayer quisieron rendir un pequeño homenaje a Pasqual Maragall, el presidente de la Generalitat que impulsó la idea, y a Josep Maria Bricall, el comisionado que sentó las bases conceptuales del nuevo organismo. Fue en el Arxiu Maragall, la casa familiar del poeta, y su nieto aprovechó la ocasión para ofrecer este edificio como sede provisional del consejo mientras se encuentra la definitiva, que va para largo.Bricall lo miraba todo en la distancia. "Pensaba que sería tan complicado como la Universidad pero no, les tranquilizó, la cultura es más sencilla", añadió. Para Bricall, "lo difícil ahora es que el consejo dure porque aquí somos especialistas en montar cosas que duran dos días" y recordó que, afortunadamente, su propuesta salió "sin consenso, otra de estas cosas típicas del país". Como recomendación, Bricall mantuvo el tono: "Hay mucha gente extraña que dicen que hay que tener las raíces bien asentadas en la tierra para después proyectarse hacia fuera. Y no, es todo lo contrario. Hay que salir fuera y después proyectar lo aprendido aquí. Es la manera de evitar caer en el patufisme".

Los miembros del consejo parecían tomar nota, pero sobre todo se les veía con ganas de comenzar. Esta semana lanzarán un primer documento de intenciones y su primer dictamen comprometido será sobre la futura Ley del Cine. "Nuestra misión no es sólo dictaminar, sino también hacer de interlocutores entre los sectores y la Administración", recordaba ayer Xavier Bru de Sala, que explicó que han recomendado a Cultura que no espere a que ellos se pongan en marcha para tirar adelante tanto las subvenciones como los planes estratégicos de danza y de circo que están ya definidos. "Ya nos iremos sumando, pero ahora lo que no se puede hacer es parar las iniciativas", insistió.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 09 de marzo de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50