Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sanz pide a EU movilización contra la crisis y para recuperar su espacio

La nueva coordinadora general ocupará el escaño de Marcos en las Cortes

Esquerra Unida del País Valencià (EUPV) centra la mirada en el futuro y suelta lastre. La coalición escenificó ayer el fin de su crisis interna con un cerrado aplauso a la nueva coordinadora general, Marga Sanz, del Partit Comunista, única candidata con una lista pactada para sustituir a Glòria Marcos, al frente de EUPV en los últimos seis años. "Tenemos que ser una piña", reclamó Sanz en su primer discurso, en el que apeló a la cohesión interna y al "proyecto unitario" de la organización como punto de partida para movilizarse contra la crisis económica y recuperar su fuerza y espacio como izquierda alternativa.

La consigna de la décima asamblea de EUPV de "pasar página" a una etapa política convulsa se tradujo en un apoyo rotundo tanto al informe de gestión que cierra la etapa de Marcos como a la elección del nuevo Consell Polític Nacional que encabeza Sanz. En ambos casos, los casi 300 delegados reunidos en Massamagrell dieron su aprobación con el 90% de los votos. La asamblea reivindicó así el papel de la dirección saliente en la crisis que ha acabado con Esquerra Unida fuera del grupo parlamentario de Compromís, en el que mantienen el pacto electoral el Bloc e Iniciativa del Poble Valencià, nacida de la contestación interna a Marcos y al Partit Comunista.

No hubo lugar a las dudas en una Esquerra Unida que se considera víctima de las deslealtades de otros y que ayer, por boca de Sanz, se comprometió con su propia refundación en el marco de la de Izquierda Unida (IU), de cuya nueva dirección, con Cayo Lara, se declara cómplice. La nueva coordinadora general señaló como "objetivo muy claro" la necesidad de "consolidar territorialmente a la organización", con presencia "en todos los pueblos" y con listas "en cada colectivo". Sanz enfatizó que EUPV debe recuperar y afianzar su espacio frente a otras formaciones de izquierda y como "tercera fuerza del País Valenciano" de cara a las elecciones autonómicas y locales de 2011.

La crisis ocupó un espacio importante en la asamblea. Sanz exigió un nuevo modelo económico "al servicio de un desarrollo social sostenible" tras el fracaso de la política de eventos y "del urbanismo desaforado" del PP, y "un cambio radical en el gasto público" que dé prioridad al empleo. Sanz pidió a militantes y representantes de EUPV que se movilicen en la calle y en las instituciones.

La asamblea también aprobó pedir la dimisión de los cargos del PP implicados o imputados en la investigación de la operación Gürtel, y designó candidata para las elecciones europeas a la alicantina Ester López.

"Marcos es ya un referente histórico"

Aliviada y con la tranquilidad del refrendo a su gestión, Glòria Marcos pudo disfrutar ayer de una mañana cargada de halagos hacia su labor como coordinadora general de EUPV en los últimos seis años. "Marcos ya es un referente histórico de nuestra organización, por su firmeza y su valentía frente a aquellos que querían vilipendiar a EU", destacó su sucesora, Marga Sanz, sobre su actitud en el enfrentamiento con la dirección de Gaspar Llamazares en IU y la crisis de Compromís.

Tras muchos años en primera línea del combate político, Marcos regresará en septiembre a la enseñanza para dejar su escaño en las Cortes a Marga Sanz, quien subrayó la "generosidad política sin precedentes" de este gesto. La nueva dirección de EUPV necesita visualizar su trabajo en el Parlamento. Pero Marcos no se retira. Seguirá trabajando por la organización y presidirá el Institut d'Estudis Polítics, una nueva fundación para promover el debate social y los valores de la izquierda.

"Nos deja una Glòria y entra una Margarita. Es la primavera", resumió el coordinador general de IU, Cayo Lara, ante la asamblea. Lara elogió a la ejecutiva saliente, por su "unidad a prueba de bombas", y prometió a EU una relación sin injerencias.

Lara, en relación con la trama de corrupción que afecta al PP, pidió a Francisco Camps que suspenda su militancia hasta que se realice una investigación "a fondo" en el TSJ, "sin que medien amistades peligrosas ni manifiestas", y cuestionó la actitud de la Fiscalía en torno a los indicios de supuesta financiación ilegal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 9 de marzo de 2009

Más información