Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Elecciones 1-M | El voto por comarcas

Descalabro nacionalista en toda la provincia de A Coruña

El PSdeG pierde su posición hegemónica en la capital

Con la abstención más baja desde las primeras elecciones autonómicas de 1981, la provincia de A Coruña dio al PP una subida en votos que supera en un punto a la registrada en el conjunto de Galicia, mientras que castigó más duramente al PSOE y sobre todo al BNG, que retrocedió 4,4 puntos. Los conservadores volvieron a ser la fuerza más votada en todas las plazas de esta circunscripción, incluida la capital provincial, donde los socialistas perdieron su hegemonía. Son los primeros comicios desde que A Coruña estrenó en junio de 2007 un gobierno bipartito en el ayuntamiento y parece que esa alianza pasó factura tanto al PSOE, que perdió casi seis puntos en respaldo electoral, como al BNG, con una caída del 7,5% de votos. La subida del PP en esta ciudad es espectacular, más de ocho puntos.

Justo lo contrario ocurrió en la comarca de Ferrol. Frente la marea popular que arrasó en toda Galicia -salvo en la comarca de A Fonsagrada, la única de Galicia donde ganó el PSdeG-, todos los partidos perdieron votos, incluido el PP, que obtuvo 3,4 puntos menos de sufragios que en 2005. Los socialistas contuvieron la caída y los nacionalistas sufrieron un descalabro al caer 6,5 puntos. La aparición de Terra Galega, encabezada por el ex alcalde de Narón Xoán Gato, explica en parte el descenso del Bloque, que apenas supera en mil papeletas en Ferrolterra a la ahora quinta fuerza política de Galicia.

En Santiago, salvo el Bloque, con una pérdida de cinco puntos, la evolución del voto fue más tímida para el PP y el PSOE: el primero avanzó en la capital gallega dos puntos, justo lo que perdieron los socialistas. En cuanto al cómputo de papeletas en la provincia coruñesa, el PP, con 288.173 sufragios, supera su resultado de 2005 pero aún se queda lejos del obtenido en 1997 o 2001. Los socialistas, que habían obtenido hace cuatro años una cifra récord, perdieron más de 36.000. El BNG perdió una cifra similar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 2 de marzo de 2009