Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Elecciones 1-M | Galicia

Los gallegos se movilizan como nunca para echar al bipartito

Durante toda la campaña electoral a los socialistas gallegos les preocupó sólo una cosa: la escasa movilización que percibían en su electorado, las sillas vacías en los mítines, la aparente apatía de los suyos. Por eso acudió el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, a un acto en la Coruña. Porque una alta participación, en teoría, beneficiaría al PSOE y los suyos debían estar movilizados. Pero ayer, Galicia se movilizó para echar al bipartito. Más de 1,6 millones de gallegos le dieron 39 escaños al PP, 24 al PSdeG y 12 al BNG. Mayoría absoluta para Alberto Núñez Feijóo.

La participación fue elevadísima, más del 70%, y superó por tres puntos la de 2005 cuando, entonces sí, el electorado de izquierdas se movilizó para echar a Manuel Fraga tras 16 años ocupando el trono de la Xunta de Galicia. La de ayer fue la mayor participación de unas elecciones en Galicia y rompiendo todos los análisis, no benefició a la izquierda, sino a la derecha.

Por provincias, Ourense fue la que mayor índice de participación recogió, con más de un 75,55%, frente al 64,65% del año pasado. Después, Lugo (73,07% frente al 68,57% de 2005), Pontevedra (70,71% frente a 63,58%) y finalmente A Coruña (69,71% frente a 63,21%). El PP ganó dos escaños más que los pasados comicios en A Coruña y Pontevedra.

La alta participación, histórica y seis puntos por encima que la de 2005 se tradujo en dos escaños más para el PP en Coruña y Pontevedra; uno menos para el PSdeG, que perdió en Pontevedra, y uno menos también para su socio de Gobierno, el BNG, que perdió en A Coruña.

EL BNG presumía a primera hora de la tarde de haber movilizado a más gente que nunca en las elecciones de ayer, lo que atribuyó a "la madurez" de la sociedad gallega.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 2 de marzo de 2009