Elecciones 1-M

Un militante del BNG denuncia a un edil popular por "una paliza"

La campaña electoral acabó en pelea en la localidad orensana de Muíños. El responsable del BNG en Cataluña, Francisco Castro, de 68 años, denunció ayer que fue agredido apenas iniciada la jornada de reflexión por dos vecinos del municipio. Castro ha identificado a uno de los supuestos agresores como el teniente de alcalde del PP en ese ayuntamiento, Jacinto Pena.

Francisco Castro, natural de Muíños a donde ha acudido estos días para apoyar al BNG en la campaña electoral, sostiene que cerca de las 00.00 horas del sábado, cuando "aprovechaba los últimos minutos de la campaña para pega carteles" de la organización nacionalista en el centro del pueblo, fue increpado por dos individuos, uno de ellos, el teniente de alcalde. Tras discutir con ellos, "acabaron pegándome una paliza" por la que tuvo que recibir atención hospitalaria. El parte médico refiere que Castro presenta dolor en el hombro derecho y contusiones.

Según el relato del nacionalista, el teniente de alcalde y su acompañante se acercaron a él y lo increparon inicialmente advirtiéndole que no podía colocar ahí la publicidad porque el espacio estaba recién pintado y lo estropearía. Castro les replicó, según su relato, que la cinta adhesiva que estaba utilizando no dañaba la pintura. "En ese momento el teniente de alcalde empezó a ponerse nervioso y a insultarme primero y después a agredirme ya físicamente".

Parte de lesiones

El nacionalista acudió al Punto de Atención Continuada (PAC) del Sergas de Bande en donde tras realizarle un examen médico le entregaron un parte de lesiones. El representante del BNG en Cataluña acudió a primera hora de la mañana de ayer a los juzgados de Bande a presentar la demanda, pero estaban cerrados, por lo que anuncia que formalizará la denuncia el lunes en Ourense. En opinión del militante del BNG los hechos son especialmente graves ya que entiende que "más que una agresión personal son una clara agresión a la libertad de expresión y a la democracia".

Los representantes del BNG en Muíños consideran que las supuestas agresiones hacia el nacionalista ponen el colofón a la "sucia campaña electoral que ha realizado el Partido Popular" y responsabilizan de ello al candidato de la derecha Alberto Núñez Feijóo "que no sólo calló y otorgó sino que incluso espoleó en esta campaña de agresiones verbales y ahora físicas". Los nacionalistas sostienen que pese a las "tensiones" de otras citas electorales "nunca ocurrió en la comarca nada comparable a lo de ayer, que para nosotros es un claro atentado a la libertad de expresión".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS