Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Almuñécar dice "sí" a su PGOU

Los ciudadanos respaldan un plan que prevé más de 30.000 nuevas viviendas

Un 32,4% de los ciudadanos con derecho a voto en Almuñécar (Granada) respondió ayer a la llamada de su alcalde, Juan Carlos Benavides (Convergencia Andaluza). Se empeñó en llevar a las urnas el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), que ha de sustituir al vigente (1987), y consiguió movilizar a una parte significativa del electorado. La aspiración era igualar al menos la participación del municipio en el referéndum sobre el Estatuto de Autonomía para Andalucía (27,6%) hace dos años y así fue. El 77,8% votó "sí" al PGOU del gobierno local.

Aunque lejos de 63,58% de participación que logró Almuñécar en las últimas elecciones municipales, el Ayuntamiento cree positiva la implicación de los ciudadanos y sobre todo la respuesta. El plan propuesto prevé, entre otros, más de 30.000 viviendas entre libres y protegidas y una inversión de más de 1.600 millones de euros. El gobierno valora haber superado la consulta del Estatuto, aunque no ha logrado aumentar la movilización ciudadana de 2005 cuando fueron preguntados por la Constitución Europea, más del 35% de participación.

Menos de un tercio de los ciudadanos con derecho a voto acudió a la consulta

4.725 vecinos respaldaron el plan de urbanismo que propone Benavides

4.725 ciudadanos de los 18.748 con derecho a voto respondieron afirmativamente a la pregunta "¿Respalda usted el acuerdo del Ayuntamiento Pleno de fecha 17 de agosto de 2005, aprobando inicialmente el PGOU de Almuñécar?". Sólo un 19,3% votó "no" y 174 fueron votos nulos o blancos. Benavides se comprometió a retirarlo si no lograba el apoyo popular, aunque la consulta no es vinculante y la Junta de Andalucía ya ha advertido que el resultado no condicionará "en ningún caso" la actuación y competencia autonómica. Lo sometido a consulta es la aprobación inicial, de competencia municipal, pero el planeamiento definitivo tendrá que ajustarse a la ley andaluza.

Aunque se produjeron colas en determinados colegios, no se palpaba en la calle un entusiasmo especial. El 67,5% de los convocados no fue a votar. Tampoco se alcanzó durante la campaña cuyo lema era "Es por ti. Es por todos. Éste sí es tu referéndum". Quienes acudieron a las urnas estaban "encantados" por la posibilidad de pronunciarse sobre el futuro urbanístico de su pueblo, si bien había gente que tajantemente decía que no pensaba acudir a votar. Entre los motivos, los que esgrime el PSOE, la consulta es sobre un documento ya modificado en la aprobación provisional y no es vinculante. Los que sí le dieron su apoyo lo hicieron por el "futuro del municipio".

Todos los gastos tanto de la campaña como de la jornada electoral corren a cargo del consistorio, incluida la prima de los agentes de la Guardia Civil que velaron por la seguridad. El día transcurrió sin incidentes. También correrá con los gastos derivados de la Junta Electoral de Zona constituida al efecto. El Ayuntamiento no precisa a cuánto asciende todo el coste. Benavides insiste en que "poco, para lo importante que es". La oposición lo cifra entre 120.000 y 150.000 euros.

Para votar los 17.885 almuñequeros con derecho a hacerlo y los 863 extranjeros residentes contaron con 14 mesas electorales repartidas por el municipio, casi la mitad de las dispuestas en las últimas municipales. La mesa con mayor cantidad de votantes convocados fue la del colegio Río Verde y la menor la del Centro de Adultos del Barrio La Carrera. El anejo de La Herradura fue el que tuvo menor participación.

El alcalde sexitano cree que así se abre "una puerta importante al municipalismo" en España. Satisfecho con el resultado del referéndum, agradeció la participación de los ciudadanos por "decidir con sus votos el futuro de su pueblo". Durante toda la campaña, en la que sólo CA y PP pedían el sí frente a PSOE, PP e IU que no apoyan el planeamiento, Benavides defendió la consulta como una "necesidad para poder optar a un futuro mejor".

Muy crítico con el Gobierno autonómico y especialmente con su presidente, Manuel Chaves, Benavides ha acusado al PSOE de tener a su municipio "amenazado y aterrorizado", además de condenarlo a ser un "pueblo de segunda". "Queremos jugar en primera y, si nos dejan, en división de honor porque Almuñécar tiene todo lo necesario para lograrlo".

La posibilidad de preguntar directamente a los ciudadanos por su futuro urbanístico ha costado años al consistorio sexitano. Primero fue la Junta de Andalucía la que se opuso y posteriormente el Consejo de Ministros. Ambas justificaron la negativa en la carencia de competencias.

El empeño de Benavides no cejó y acudió al Tribunal Supremo que dio la razón al regidor sexitano. Se podía celebrar la consulta porque es un asunto de "competencia propia municipal". La ordenación urbanística del territorio municipal es tarea que "fundamentalmente corresponde al municipio y la intervención de otras administraciones se justifica sólo en la medida en que concurran intereses de carácter supramunicipal", según consta en la sentencia del Tribunal Supremo. Es la segunda vez en 23 años que un ayuntamiento andaluz pregunta a sus ciudadanos en las urnas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 1 de marzo de 2009