Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Televisión

El lado femenino de 'Cuestión de sexo'

Las mujeres y las relaciones homosexuales toman impulso en las próximas tramas de la comedia de Cuatro que protagoniza Guillermo Toledo

De triángulos amorosos, padres en apuros, relaciones inesperadas, dudas sobre la identidad sexual y solteros en busca de su media naranja. Así se perfila la tercera temporada de Cuestión de sexo porque "el juego más peligroso es el juego del amor", tal como resume uno de los personajes de la ficción que Cuatro estrena esta noche (22.15). Y vuelve cargada de buen humor, ni más ni menos que el necesario para intentar desentrañar un gran enigma: por qué las parejas se empeñan en seguir juntas si están condenadas a no entenderse.

Ahora, a la comedia de Notro Film (La familia Mata), cuyo reparto encabezan Guillermo Toledo, Pilar Castro y Carmen Ruiz, se sumarán cuatro nuevos actores: Alejandro Tous, que tilda a la serie de "alta comedia teñida de realismo", Adrià Collado, Mariam Hernández y Paula Cancio. Sin embargo, los derroteros que han tomado las tramas han supuesto sacrificar a la pareja formada por Alfonso Lara (Óscar) y Valeria Alonso (Verónica).

La ficción vuelve con nuevos actores y cargada de buen humor

Elena Sánchez, directora de Contenidos de Cuatro, aseguró ayer que este curso Cuestión de sexo -"una ficción que nació con ángel"- recupera "el amor con todas sus complicaciones", y "en este sentido los conflictos serán un poco más profundos", aunque no por ello la serie perderá su habitual espíritu "cómico y divertido", añadió. Sánchez reconoció que producir ficción nacional en los tiempos que corren es "un esfuerzo enorme", pero "son el género rey de la televisión y por eso necesarias".

Las relaciones homosexuales, junto con las inevitables etiquetas, los tabúes y la liberación en forma de salida del armario, tomarán impulso en esta edición. También las mujeres, sus historias y su enfoque sobre las relaciones de pareja ocuparán un lugar privilegiado, según César Rodríguez, productor ejecutivo de la serie. "Cuestión de sexo potenciará su lado más femenino", secundó Guillermo Toledo.

El popular actor (Los dos lados de la cama, Santos) confesó que cuando le pusieron sobre la mesa el guión de Cuestión de sexo se comprometió a una sola temporada. "Yo soy un culo inquieto y me gusta saltar de un sitio a otro", explicó. "Después juré por los clavos de Cristo que no protagonizaría una segunda. Y ya voy por la tercera", bromeó.

La nueva temporada empieza cuando Diego (Toledo) y Alba (Castro) quieren estar juntos definitivamente. Ambos se ponen manos a la obra. Pero nada va a ser un camino de rosas, ya que esta segunda oportunidad supone no volver a caer en los mismos errores. Además, tendrán que afrontar nuevos retos, como llevar un negocio y superar obstáculos, entre ellos la llegada de Toni (Collado), el hermano de Diego al que no ve desde hace 10 años. Para colmo, Toni tuvo un lío con Alba antes de casarse con él.

Cuestión de sexo regresa también a Digital + Móvil. La emisión a través de los teléfonos tendrá lugar un día después del estreno de cada capítulo. Así, será a partir del mañana cuando los abonados puedan disfrutar de los enredos de sus protagonistas. Las dos temporadas de la serie cerraron con una media del 9% de cuota y 1,4 millones de espectadores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 18 de febrero de 2009