Diez empleados de Loewe lograron huir durante el robo

"Las alarmas no saltaron porque en el interior de Loewe, pese a ser festivo y permanecer la tienda cerrada al público, había 10 empleados que realizaban el inventario", explica Alejandra de Borbón, portavoz de la tienda de la calle de Serrano esquina a Jorge Juan robada a plena luz en la tarde del domingo. Para cometer el robo -decenas de valiosos bolsos de piel- los seis ladrones, que iban encapuchados, recurrieron al alunizaje: embistieron la puerta blindada con un vehículo de gran cilindrada para abrirse paso al interior del establecimiento de lujo. "Al oír el impacto del golpazo contra la puerta principal, los empleados se asustaron pero, gracias a que se hallaban en la planta inferior a la del asalto, pudieron abandonar la tienda por una puerta de emergencia", añade la portavoz de la cadena de tiendas.

Más información
Atraco a mano armada y con 'alunizaje' en un banco de Madrid

"El botín robado aún no ha sido determinado ante la policía [a media tarde de ayer], pero estaba compuesto por bolsos de piel, los más exóticos. Es curioso que los ladrones no tardaran más de cuatro minutos en culminar el robo y que se llevaran, precisamente, los bolsos más valiosos", subraya De Borbón. "Vamos a reforzar al máximo las medidas de seguridad", anuncia la portavoz. El pasado año, la región registró 17 alunizajes, la mitad en esta zona de comercios de lujo del barrio de Salamanca. Hace un año, otro Loewe de Serrano fue robado tras ser destrozado su escaparate con una maza.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS