El PP y los escándalos de corrupción

El responsable de Orange fue a Roma a preparar la visita del Papa

Álvaro Pérez Alonso, responsable de la empresa Orange Market, relacionada con la trama de corrupción descubierta por Baltasar Garzón, detenido el lunes, viajó a Roma en marzo de 2006 para preparar la visita del Papa a Valencia. Así lo afirma el presunto jefe de la trama, Francisco Correa, en una de las grabaciones en poder del juez de la Audiencia Nacional. En la cinta, Correa se refiere al cardenal Antonio Cañizares y comenta el viaje a la capital italiana de éste y de Álvaro Pérez, El Bigotes, quien pocos días después, en una reunión, asegura que le van a hacer coordinador de la visita de Benedicto XVI. El Papa visitó Valencia a principios de julio de 2006. El Consell afirmó ayer que no pagó ese viaje de Pérez a Roma.

Más información
Un hermano de Álvaro Pérez dirigió cuatro empresas de la trama

La Generalitat se ha negado reiteradamente a explicar cuánto costó la visita papal a las arcas públicas valencianas, a pesar de que la oposición lo ha reclamado de forma insistente. Y en los últimos días, tras salir a relucir la trama, tanto la Generalitat como el arzobispado han negado haber contratado a Orange Market o a otras empresas relacionadas con el caso que investiga Garzón para organizar la visita del Papa.

En las grabaciones de Garzón aparecen otras referencias a la Comunidad Valenciana y a políticos valencianos del PP. Hay dos menciones al presidente de la Generalitat, Francisco Camps. También se cita al actual portavoz del PP, Esteban González Pons, que en la época de la grabación era consejero de Territorio de la Generalitat. Correa lo nombra en relación con un negocio urbanístico en La Nucia con un problema medioambiental que González Pons podría "desbloquear".

Por otra parte, a la lista de contratos suscritos por Orange Market con la Generalitat -que hasta ayer sostenía que solo le ha adjudicado los pabellones de Fitur- se suman otros: la empresa de Álvaro Pérez participó en el décimo aniversario de Castelló Cultural -la Consejería de Cultura le adjudicó en 2007 un contrato de 100.000 euros- y además hizo un vídeo promocional del hospital Clínico de Valencia. También participó el pasado verano en los actos de la salida de la Volvo Ocean Race en Alicante. Por ello cobró 445.000 euros. Orange ha montado el pabellón valenciano en Fitur desde 2005. Fuentes del Consell resaltaron que esos contratos son "insignificantes" en relación con el montante de la publicidad institucional que adjudica anualmente la Generalitat.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS