Reportaje:Empresas & sectores

Algoritmos contra la ceguera

La ONCE compra un 15% de la firma británica de 'software' Medalytix

En los tiempos que corren, especialmente duros en el mundo empresarial, 800.000 euros pueden parecer calderilla. Pero son suficientes para invertir en negocios de riesgo, pero con gran potencial de beneficios. Así lo ha pensado la Corporación Empresarial

ONCE (Ceosa) -el brazo inversor de la organización española de ciegos-, que ha decidido adquirir un 15% de una prometedora compañía británica, Medalytix. Esta empresa, creada en 2005 desde la Universidad de Aberdeen (Escocia), está participada por dos empresas británicas de capital riesgo, RSGF y MSIF. Para la entrada de Ceosa en Medalytix se ha llevado a cabo una ampliación de capital de dos millones de libras esterlinas. Ceosa desembolsará 800.000 euros por el 15%, y Hotspur Capital Partners -otra empresa de capital riesgo británica-, una cantidad similar por el mismo porcentaje de participación.

El producto es un 'software' capaz de detectar el riesgo de ceguera por diabetes

El objetivo de Medalytix parece, a primera vista, un tanto exótico: comercializar, en exclusiva, un software informático basado en algoritmos capaz de diagnosticar, de forma automática, el riesgo de ceguera en los enfermos de diabetes. Pero detrás del invento, y al margen de su evidente utilidad médica, hay un negocio más que interesante. Es una simple cuestión de números. En el mundo existen 143 millones de diabéticos (2,5 millones en España), y todos ellos -aunque los afectados rondan el 50%- tienen riesgo de sufrir ceguera (retinopatía diabética). Todos precisan de, al menos, un control anual. Cualquier invento que haga más fácil el diagnóstico precoz de la enfermedad y funcione de verdad, será acogido por Gobiernos e instituciones sanitarias con los brazos abiertos. La razón: el envejecimiento de la población y la urbanización acelerada dispararán el número de afectados por diabetes a 300 millones en apenas 15 años.

En este contexto, la ONCE ha encontrado un objeto de inversión de interés doble: social y para sus asociados, y con un potencial de rentabilidad interesante. Medalytix comenzó su actividad de comercialización en el tercer trimestre de 2008 y tiene previsto registrar unos ingresos de 1,27 millones de euros y un resultado bruto de explotación (Ebitda) negativo de un millón de euros. Pero el plan de negocio de la compañía recoge una mejora paulatina de los resultados en los próximos ejercicios. En 2012 espera registrar unos ingresos de 24,5 millones de euros y 6,7 millones de Ebitda.

Pero ¿en qué consiste el invento? El producto que se propone comercializar Medalytix consiste en un software capaz de detectar una enfermedad analizando la imagen del ojo. El nombre comercial es iGrading.

Con una cámara especial (retinógrafo) se capta la imagen del ojo. Esa imagen se envía por Internet a Medalytix y ésta la procesa mediante el iGrading, que determina la existencia o no de la enfermedad. La ventaja es que la captación de la imagen sólo requiere de un técnico. Se evita la consulta con el oftalmólogo, lo que supondrá, según los impulsores del proyecto, un ahorro importante de tiempo y de dinero. Sobre todo si se tiene en cuenta que el 60% de las consultas y controles relacionados con la enfermedad tienen un resultado negativo. Sencillamente, los diagnósticos negativos no necesitarían acudir al especialista.

La fiabilidad del proceso es, según sus impulsores, muy elevada. Sólo el 0,02% son falsos negativos.

Si el producto acierta y encuentra su nicho de mercado, el campo de actuación es amplio. En la actualidad se están realizando investigaciones para la aplicación del iGrading en el diagnóstico de enfermedades cardiovasculares.

El campo en el que pretende desarrollarse la ONCE no está abandonado. Empresas de Estados Unidos (Inoveon Corporation, Eyetel Imagin, Joslin Vision Network, Retasure, Newco), de Reino Unido (1st Retinal Screen, Medical Imaging) y de Irlanda (Foresight Eyecare) intentan establecerse como proveedores de programas de diagnóstico precoz. Pero la clave, según los estrategas de Ceosa, está en el desarrollo del software necesario para hacer rentable un proceso complejo. Y ése, dicen, es el punto fuerte de Medalytix, la apuesta de futuro de la ONCE.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 24 de enero de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

iAhorro

Lo más visto en...

Top 50