Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Espionaje político en la Comunidad de Madrid

Granados matiza sus negativas

El consejero de Presidencia, Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid, Francisco Granados, pasó ayer de negar rotundamente que personas del Gobierno regional hayan participado en espionaje político a declarar: "Tampoco puedo decir que los seguimientos no se hayan producido desde dentro de la Comunidad de Madrid, porque la Comunidad es muy grande [unos 175.000 funcionarios], pero desde luego tengo la completa seguridad, hasta donde yo puedo controlar, que eso no se ha producido".

El jueves, la presidenta Esperanza Aguirre descartó con rotundidad que personas relacionadas con su Gobierno hubieran participado de "estos hechos gravísimos". El consejero de Sanidad y portavoz del PP en Madrid, Juan José Güemes, dijo ayer que la información es un "bulo" y que hará "lo posible" para que EL PAÍS responda ante la justicia.

Granados, entrevistado en Onda Cero y RNE, dijo también que ha "apretado las tuercas" a los miembros de su Departamento para averiguar si saben algo. De los casos conocidos, reiteró que sólo tiene "constancia" que están "probado" el seguimiento a González, ya que aparecieron fotografías publicadas en EL PAÍS.

Granados consideró que detrás de los seguimientos hay "alguien muy poderoso", porque para hacer un seguimiento a González hasta Colombia "requiere un gran despliegue de medios", aunque rechazó de plano las insinuaciones de que sea el Ministerio del Interior. Por último, señaló que todo este asunto podría estar relacionado con la guerra abierta en Caja Madrid, porque "de los enfrentamientos que en el seno de la entidad se están produciendo se derivan intereses muy importantes".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de enero de 2009