Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Abierto de Australia

Carla Suárez pasa al ataque

En su primera cita en Melbourne, la canaria, de 20 años, elimina a Venus Williams con un juego físico y agresivo

Aquí los nuevos bíceps, aquí el revés diabólico de siempre, aquí Carla Suárez, matagigantes. Sopla el viento frío en la loca noche de Melbourne, y Venus Williams grita sobre la pista central. Son los chillidos de una ex número uno. Los exabruptos de una tenista siete veces coronada en un grande y ahora enfrentada a un juego indescifrable. Es la vistosa tela de araña de Carla Suárez, la canaria de 20 años. Tiros abiertos y ángulos endemoniados frente al protocolario golpeo recto. Las piernas de la campeona, devoradas de esquina a esquina. Y, sobre ese espectacular escenario, Carla, sus nuevos músculos, y la clave de su gran victoria (2-6, 6-3 y 7-5) en segunda ronda. "¿Hizo falta animarla antes de una empresa imposible?", le preguntan a Marc Casabó, su entrenador. "No es necesario. Cree en ella, sabía que si no era agresiva se la comerían".

"Demostró carácter y mereció la victoria. Tiene muchísimo talento", dice Venus

Pues no, Venus no se comió a Carla. Al contrario, la número seis acabó rendida, patidifusa, y casi hasta maravillada con la española. Suárez le rompió el saque cuando Venus servía por el encuentro (2-5) y luego superó un punto de partido. La española culminó una gran remontada ganando cinco juegos consecutivos. "Carla tiene futuro: fue superconsistente y agresiva. Demostró carácter. Mereció la victoria. Tiene muchísimo talento", dijo Venus.

El talento, sin embargo, también trabaja. Suárez se pasea por Melbourne con chancletas y camiseta sin mangas. La vestimenta es el mensaje. Ahí hay bíceps, ahí hay piernas. Ahí hay armas para empezar a progresar en pista dura. Ahí hay una fuerza que no había la temporada pasada en Roland Garros, cuando llegó a los cuartos de final, perdió, decidió no celebrar nada -"¡Es que no había ganado el torneo!"-, y sufrió el resto de la temporada: sólo ganó seis partidos más. "Y es que este invierno", cuenta su entrenador; "hemos hecho mejor trabajo físico, en el gimnasio. Y así, aunque en términos de velocidad no ha podido jugar de tú a tú con Venus, pues casi. Lo importante es llegar a la bola en condiciones. Debe seguir trabajando eso, el saque, la derecha... el día que deje de mejorar en todo, la habremos cagado". ¿Cuál fue la táctica? "Ninguna. Simplemente salir sin pensar que iba a perder. Y atacar primero", contesta Carla. La lección de Roland Garros.

París, claro, no es Melbourne. Si en Francia Carla se paseaba por la calle Louis Armand en busca de la pizza de atún y cebolla de L'Olivier, en Australia no le gusta nada. Le rodean por las noches las tenistas españolas, con las que se mueve por los alrededores del Hyatt. Todavía no ha encontrado un sitio "al que ir todas las noches". Por algo es su debut en Australia. Por algo, siendo como es un fruto tardío en el mundo del tenis femenino, donde abundan las adolescentes profesionalizadas, vive en Melbourne un curso acelerado. Suárez es jugadora de tierra. Y en Australia aprende a soportar los rigores de la pista dura. "Vinimos aquí a aprender", dice su entrenador. "Para eso, Carla tiene que enfrentarse a exigencias que no la hagan sentirse cómoda, como es la pista rápida".

La canaria, que tiene problemas de continuidad, jugará mañana contra María José Martínez en tercera ronda, lo que asegura que una española dispute los octavos de final en Melbourne por primera vez desde 2006 (Vivi Ruano). En su mismo lado del cuadro, además, Anabel Medina se enfrenta a la italiana Pennetta.

Segunda ronda.

Hombres. R. Nadal-R. Karanusic (Cr.), 6-2, 6-3 y 6-2. F. Verdasco-A. Clement (Fr.), 6-1, 6-1 y 6-2. N. Almagro-F. Fognini, 6-2, 7-5 y 6-0. A. Murray (R. U.)-M. Granollers, 6-4, 6-2 y 6-1.

Mujeres. A. Medina-J. Coin (Fr.), 6-1 y 6-4. K. Bondarenko (Ucr.)-L. Domínguez Lino, 7-5 y 7-5. M. Martínez-A. Amanmuradova (Uz.), 6-2 y 6-4.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de enero de 2009