Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal pide 25 años por la muerte de un taxista

El fiscal pide una pena de 25 años de prisión para un joven acusado de matar a un taxista en el polígono industrial de Aldaia la misma noche en la que quedó en libertad tras cumplir condena por robo con violencia. El fiscal califica los hechos de asesinato y pide que Miguel Ángel Gallego Blanco indemnice a la familia de la víctima con 180.000 euros. Y reclama dos años de cárcel para los otros dos jóvenes que acompañaban al principal acusado, uno de ellos su hermano, por omisión del deber de socorro.

El 15 de noviembre de 2007 los tres jóvenes celebraron en Catarroja que el principal acusado acababa de salir de prisión. Visitaron varios bares y a las 4.20 del día 16 pararon a un taxi conducido por la víctima, José Francisco Sirvent. El acusado ocupó el asiento del copiloto, mientras su hermano y el otro joven se sentaron detrás. Al llegar a Aldaia, el acusado pidió al taxista que detuviera el coche y, sin mediar discusión, le asestó varias puñaladas con un cuchillo que llevaba. Después se bajó del taxi, sacó al conductor por su puerta y le asestó múltiples puñaladas, una de las cuales le causó la muerte. Todo ello en presencia de los otros dos jóvenes, que no intervinieron ni llamaron a la policía. Cuando el acusado dio por concluida la agresión, los tres abandonaron el lugar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de enero de 2009