Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las ventas de viviendas se desploman cerca del 50%

La crisis sigue cebándose con el sector inmobiliario, en especial en Cataluña. Las compraventas de viviendas se desplomaron en noviembre el 41,2% respecto al mismo mes del año anterior y, por primera vez en muchos años, se situaron por debajo de los 4.000 pisos, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). El dato es peor que en el conjunto de España, donde las transacciones cayeron el 35,6%. Y todavía más si se consideran los primeros 11 meses del año. En ese periodo se vendieron 54.809 viviendas, lo cual significa que se vendieron la mitad de pisos que entre enero y noviembre de 2007.

La retirada del inversor, la caída del valor de los pisos y las restricciones crediticias siguen ahogando el mercado de la vivienda. Cada mes que transcurre los datos muestran que sigue deteriorándose. En enero de 2007, cuando el mercado de la segunda residencia ya empezaba a flojear, se vendieron 14.158 viviendas. En noviembre de 2008, dato que publicó ayer el INE, se despacharon 3.984. Es decir, el 72% menos.

Quienes más sufren el parón inmobiliario son quienes tienen sus pisos en venta. Las ventas de vivienda de segunda mano siguen precipitándose. Sólo hubo 1.951 transacciones, el 51,3% menos que en el mismo mes del año anterior. La obra nueva aguantó mejor, aunque los expertos advierten siempre de que hay un cierto desfase temporal entre los números que reflejan las estadísticas y la situación del mercado. Eso se debe a que una vivienda se registra o escritura cuando se entrega el piso. Y hasta ahora, esto ha sucedido bastantes meses después de la compra, puesto que en 2006 y 2007 todavía se hacía sobre plano.

Menos pisos sociales

Otra tónica de todo el año pasado fue que se firmaron menos compraventas de pisos protegidos. En el mes de noviembre sólo se cerraron 307 operaciones, frente a las 247 de noviembre de 2007. Fuentes del sector explicaron que se debe a que durante este año los adjudicatarios de pisos sociales también han sufrido restricciones de las entidades financieras.

Precisamente, el Instituto Catalán del Suelo (Incasòl) convocó ayer un concurso para adquirir 500 pisos del mercado libre y calificarlos como vivienda de protección pública, según publicó ayer el DOGC. La operación tiene un presupuesto de 75 millones de euros y la presentación de ofertas finaliza el 20 de febrero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de enero de 2009