Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Delfín hace las Américas

El modista prepara su debut en los desfiles de Nueva York

Será el 13 de febrero, a las cuatro de la tarde, cuando el diseñador David Delfín (Ronda, 1970) debute en la Semana de la Moda de Nueva York. Viernes y 13. Igual que cuando en 2002 se estrenó en Cibeles con un desfile de sogas y capuchas que causó conmoción. "Necesito ir a un lugar donde no me conozcan y que me juzguen con una nueva mirada", explicaba el lunes en su taller de Madrid. Delfín llevaba "dos años fantaseando con la idea", pero fue en diciembre cuando tomó forma.

La Asociación de Creadores de Moda de España (ACME), a la que pertenece, lleva tiempo gestando un plan para promocionarse en el extranjero que, en cierto momento, incluyó la presentación de varias colecciones, el próximo febrero, en Nueva York. La iniciativa se aplazó, pero Delfín ya estaba lanzado. "Somos como una avanzadilla. Contamos con el apoyo de la Cibeles Madrid Fashion Week, hasta el punto de que podríamos decir que ésta va a empezar en Nueva York el 13 de febrero".

"Lo mejor sería despertar curiosidad e interés", afirma el diseñador

Un peculiar arreglo que confirma Leonor Pérez Pita, directora de la pasarela madrileña: "El desfile de David va a formar parte del programa porque él quiere seguir implicado. No se trata tanto de dinero como de apoyo". La decisión de desfilar fuera supone que el diseñador deberá sufragar toda la presentación, lo que no ocurría hasta ahora. "No sé cuánto costará exactamente", explica Delfín. "Como mínimo, 150.000 euros. Pero es un paso necesario. Si puede ser con 20 cañones de luz, bien; si tiene que ser con 20 bombillas, también. Gente como Miguel Adrover ha conseguido allí mucho con pocos medios".

Se buscan patrocinadores, acuerdos, tal vez, una subvención. "La asociación nos ayuda y, luego, están los recursos de una empresa pequeña como ésta". En la financiación, como en lo demás, se trabaja a destajo. Apenas hace un mes que los socios que forman Davidelfin decidieron embarcarse en esta aventura. Un viaje de cinco días a la ciudad estadounidense trató de averiguar si su fantasía era viable. Se reunieron con productores, agentes de casting y de comunicación y obtuvieron una respuesta entusiasta. Por ejemplo, de Kelly Cutrone, institución de las relaciones públicas neoyorquinas que les representa desde ahora. "Recibimos cientos de solicitudes y aceptamos menos del 1%", dice ella por teléfono. "Buscamos talento, una voz personal y algo que pueda interesar a la prensa y a los consumidores. David tiene todas esas cosas".

La colección, titulada Revelations, está influenciada por la fotógrafa Diane Arbus, y se mostrará en el centro de arte Eyebeam fuera del calendario oficial. "Será un fantástico desfile, nunca he hecho uno que no lo haya sido", defiende Cutrone, aunque advierte: "Pero sólo es el principio. Nuestro trabajo será construir algo sólido". Delfín también apela a la calma al juzgar la repercusión de su empresa: aspira a presentar en Nueva York, al menos, tres años. "En este primer intento lo mejor sería despertar curiosidad e interés". "Es importante que nuestros diseñadores den el salto", tercia Pérez Pita. "Es como un hijo que se emancipa, pero sigue llevando su apellido con orgullo. El desfile será un éxito para él y para la moda española".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de enero de 2009