Reportaje:Dinero & inversiones | bolsa

Tres días frustran la esperanza

El Ibex pierde un 1,14% esta semana y cierra en 9.387,5 puntos

La esperanza de que 2009 fuera distinto que 2008 se extendió tras las tres primeras sesiones del año. Hasta el martes, el año nuevo sólo conocía el verde. Animados por las gangas que había dejado el mal ejercicio anterior, los inversores decidieron apostar por las compras.

Pero el miércoles el escenario comenzó a teñirse de rojo. La llegada de malos datos macroeconómicos, con el desempleo a la cabeza, retornó el protagonismo a la crisis y atemorizó a los mercados, que no dudaron en darse la vuelta. La intensidad de las pérdidas fue tal que algunos índices, como el Dax alemán, empiezan a acumular pérdidas anuales (-0,55%).

Mejor suerte ha corrido el Ibex 35. La buena sesión con la que abrió el año, le ha servido de colchón para amortiguar el golpe de esta semana y conservar, por la mínima, las ganancias anuales (0,7%). En los últimos cinco días, el índice selectivo perdió un 1,14%.

Más información

Hasta el momento, 2009 se está revelando como un mejor ejercicio para los pequeños valores que para los grandes. De hecho, el índice en el que ponderan este tipo de empresas, el Ibex Small Caps, ha avanzado un 8,39%, y sus componentes, como Solaria, aparecen entre las que más han ganado.

Entre los valores del Ibex, destacan las ganancias de las constructoras. Tan castigadas el pasado ejercicio, los inversores parecen haber recuperado la confianza que perdieron en ellas. Una prueba de ello son las ganancias que acumulan Ferrovial y Sacyr en las seis sesiones que van de este año, un 22,6% y un 15,7%. En cambio, los grandes, refugios habituales en tiempos de crisis, se han convertido en uno de los lastres de los mercados españoles.

En los mercados de renta fija, el pasado jueves los inversores lanzaron un aviso para las futuras emisiones de deuda que se prevén lleguen a los mercados para financiar los planes de reactivación económica: sólo se cubrieron dos tercios de la emisión de 6.000 millones en bonos del estado alemán, uno de los considerados más fiables.

En la semana que empieza mañana, hay una cita ineludible para los mercados. El jueves se reúne el consejo del Banco Central Europeo presidido por Jean-Claude Trichet. El frenazo de la inflación en Europa conocido a comienzos de esta semana, que fue bien saludada por los inversores, da margen al BCE para que decrete una nueva bajada de los tipos de interés oficiales del euro, ahora en el 2,5% y reactive la maltrecha actividad económica.

La cotización del petróleo, por su parte, no se reanima pese a que en medio año ha caído en más de 100 dólares el precio del barril. Su evolución ha corrido casi paralela a la de las Bolsas, tras subir el lunes y el martes, desde el miércoles entró en barrena. El barril de brent, la referencia en Europa, ha acabado pagándose a unos 44,5 dólares, dos menos que al cierre de la semana pasada. -

Sobre la firma

Manuel V. Gómez

Es corresponsal en Bruselas. Ha desarrollado casi toda su carrera en la sección de Economía de EL PAÍS, donde se ha encargado entre 2008 y 2021 de seguir el mercado laboral español, el sistema de pensiones y el diálogo social. Licenciado en Historia por la Universitat de València, en 2006 cursó el master de periodismo UAM/EL PAÍS.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción