Rajoy confía en que el PP ya no dé tanto miedo como antes

Sus encuestas le dan 20 puntos menos de rechazo

Las buenas noticias no abundan en el PP, pero el líder parece feliz. Todos los que hablan con él coinciden en que está cada día más tranquilo. ¿El secreto? Por un lado su carácter, indolente para sus críticos, resistente para sus entusiastas. Pero por otro, algunos datos objetivos, una de sus expresiones favoritas, basados en la cocina de las encuestas que le prepara su gurú, Pedro Arriola.

El mayor problema del PP, según el entorno del líder, lo que le hizo perder las elecciones, es el rechazo que genera en amplios sectores de la sociedad, ese mismo que movilizó a cientos de miles de personas, especialmente en Cataluña, a votar al PSOE con el único objetivo de que no ganara el PP. Rajoy se marcó un objetivo: el PP ya no puede dar tanto miedo. Desplazados Ángel Acebes y Eduardo Zaplana, las caras más visibles, con el propio Rajoy, del aznarismo y de la oposición dura, el líder se ha concentrado en dar menos miedo, ofrecer una imagen más pactista sobre todo en política antiterrorista, y ha puesto como caras visibles a Dolores de Cospedal y Soraya Sáenz de Santamaría. Según el entorno de Rajoy, ha sido un éxito.

Más información

Aunque las encuestas no aprecien ninguna subida del PP -lo que genera críticas internas- hay un dato que pasa inadvertido pero que el líder ha exhibido como un éxito en varias reuniones con sus fieles en las últimas semanas: el dato de rechazo. En la última encuesta del CIS, en octubre, en la que se preguntó "¿A qué partido no votaría usted nunca?", el 27,7% cita al PP y el 10,3% al PSOE. Aunque puede parecer una cifra alta, Rajoy ha repetido en su entorno, con los datos de las múltiples encuestas que trabaja Arriola, que esa cifra ha caído casi 20 puntos en los últimos meses, desde que se empezó a instalar la idea del nuevo PP en el congreso interno de Valencia, en junio.

Lo cierto es que la última vez que lo preguntó el CIS, en 2006, esa cifra era notablemente superior, del 33,7%, mientras el rechazo del PSOE era sólo del 7,1%. Las encuestas de Arriola hablan de un rechazo cercano al 50% en la anterior legislatura. La cifra actual estaría más cerca de otros periodos históricos favorables al PP. Cuando el CIS lo preguntó en 1996, el año el que el PP ganó y moderó su discurso, el resultado fue exactamente ese 27,7% de rechazo de octubre de 2008.

Con este mar de fondo que cree favorable, el líder se volcará en Galicia, donde se la juega a todo o nada -si no logra gobernar las críticas internas arreciarán- y en el País Vasco. El PP confía en que la crisis les ayude a ganar las gallegas. Ayer en Lugo Rajoy recordó la cifra de tres millones de parados y exigió a Zapatero que en vez de explicarse en Tengo una pregunta para usted, de TVE, acuda al Parlamento a debatir con él, informa Arcadio Silvosa. Rajoy se resistió a la participación en ese programa de TVE el año pasado -Zapatero aceptó antes- aunque al final le salió muy bien. Aún no ha ido a 59 segundos, al que también ha acudido el presidente.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción