Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Grace Hartigan, precursora de la pintura pop

El expresionismo abstracto ha perdido a su mayor exponente femenino, la pintora Grace Hartigan. La artista era tan conocida por una obra intensamente colorista y llevada por la pasión como por esas otras imágenes que incorporó influida por el cine, la publicidad, otras pinturas o incluso libros de colorear y que la hicieron pionera de ese otro movimiento que años más tarde fundaría Andy Warhol llamado pop.

"El arte pop no es pintura porque le falta contenido y emoción, esencial en un cuadro", despreció la artista en una ocasión, aunque años más tarde aceptaría este reconocimiento dual a su obra asegurando que prefería ser "pionera" de un movimiento que odiaba, que "segunda generación" de uno que adoraba, como era la pintura abstracta. Amiga y discípula de Jackson Pollock y de Willem de Kooning, Hartigan falleció a los 86 años en noviembre en Baltimore como consecuencia de un fallo hepático.

Nacida en Newark (Estados Unidos) en 1922, la autora de Grand Street Brides (1954) fue una autodidacta que ante la falta de medios para pagarse unos estudios se casó a los 19 años y comenzó una vida aventurera que no pasó de California, donde su marido la animó a pintar. "Yo no escogí la pintura. Ella me escogió", aseguraría años más tarde. Si sus primeras obras las firmó como si fuera un hombre, utilizando el nombre de George Hartigan y emulando a novelistas famosas como George Eliot y George Sand, tanto la revista Time como la revista Life recordarían su nombre como el de "una de las jóvenes pintoras estadounidenses más reconocidas" cuyos brochazos eran fruto "de un poder extraordinario".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de diciembre de 2008