Parque Central arranca con un crédito de 300 millones

El préstamo pagará el soterramiento de vías y la estación

La sociedad Valencia Parque Central, que gestiona el soterramiento del ferrocarril y la operación urbanística en los terrenos liberados en pleno centro de la capital, respira desde ayer más tranquila. La sociedad -donde están las tres administraciones públicas- dispondrá en los próximos cinco años de un crédito de 300 millones de euros para acometer tres obras esenciales del proyecto global: el soterramiento de las vías del ferrocarril entre el canal de acceso y la Estació Central, la construcción de la nueva estación y las obras de urbanización de los terrenos liberados.

Los 300 millones son un crédito sindicado otorgado a partes iguales por el BBVA, el Banco Santander, Caja Madrid y el Instituto de Crédito Oficial (ICO). La devolución del mismo se hará con cargo a los rendimientos de la operación urbanística prevista en el Parque Central -estimada en 130 millones de euros-. Sin embargo, fuentes conocedoras de la operación advirtieron ayer de que si la situación de crisis inmobiliaria impide hacer efectivas a corto plazo estas plusvalías, las tres administraciones están dispuestas a avalar este préstamo sindicado. En su día, el Gobierno central, a través del Ministerio de Fomento, se comprometió a aportar 800 millones de euros y la Generalitat otros 74.

"Esta línea de crédito pone de manifiesto la confianza de estas entidades financieras en la ciudad y en la actuación del parque", dijo el director general de la sociedad, Salvador Martínez.

En Barcelona se diseñó una operación parecida con la estación de La Sagrera, donde se proyectó una estación integrada de metro, AVE y cercanías con cargo a la operación inmobiliaria diseñada en la superficie. Con el estallido de la crisis, la financiación de la obra está en entredicho, hasta el punto de que el alcalde socialista de Barcelona, Jordi Hereu, ha pedido al Ministerio de Fomento que se haga cargo de ella.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS