MÚSICA CLÁSICA | La semana por delante

Espectáculo para ir en familia

¿Se puede contar una zarzuela en clave de circo? Es exactamente lo que hace el director de escena Luis Olmos en El rey que rabió, de Ruperto Chapí, que se representa hasta el 11 de enero en el teatro de la Zarzuela, conmemorando desde los primeros días de 2009 el centenario de la muerte del compositor de Villena (Alicante). Trapecistas, malabaristas, color a tope, movimiento continuo, sentido del humor y otros ingredientes de lo más vistoso acompañan esta fábula de un rey bueno que sale a la calle de incógnito a ver cómo viven sus ciudadanos y comprobar de paso si es verdad el estado de felicidad general del país que le cuentan sus consejeros. Es un espectáculo ideal para ir en familia en estas fiestas navideñas, entre otras razones porque, al margen de la historia encantadora que se cuenta, tiene una música fresca y llena de vitalidad.

Y ustedes dirán, ¿será posible que este gacetillero no nos recomiende ningún Händel en estas fechas? Pues sí, les voy a aconsejar uno, que además no es El Mesías. Esta misma tarde, en el teatro Monumental, Oscar Gershensohn, la Capilla Real y varios coros interpretan el imponente oratorio Judas Maccabeus.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 20 de diciembre de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50