Un tribunal de Marruecos condena a un islamista por su papel en el 11-M

El fiscal pidió cadena perpetua para Hriz en el juicio de ayer en Salé

El Tribunal de Salé, ciudad pegada a Rabat, condenó ayer a 20 años de cárcel al marroquí Abdelila Hriz por participar en los atentados del 11-M, en los que murieron 191 personas. Las huellas de Hriz fueron halladas en la casucha de los terroristas de Chinchón y en el piso de Leganés, donde se suicidaron siete autores materiales. El fiscal pidió cadena perpetua para Hriz, de 31 años, que negó su implicación en los ataques. El islamista fue detenido en Marruecos a petición del instructor del 11-M, el juez Juan del Olmo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS