Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Televisión pública

Francia suprime los anuncios en la noche

Las cadenas públicas francesas no tendrán anuncios de ocho de la tarde a seis de la mañana a partir del 5 de enero. Así lo decidió ayer la Asamblea Nacional francesa al votar a favor de esta medida por 30 votos contra 18 en una sesión maratoniana y dura que duró cerca de 10 horas. De este modo, France 2 y France 3, las principales cadenas públicas (TF-1 fue privatizada hace años y las otras cadenas públicas no cuentan apenas con anuncios) no insertarán en sus emisiones ningún contenido publicitario.

El debate, que se inscribe en una reforma integral de la televisión pública francesa, muy protestada con manifestaciones de los propios trabajadores del sector audiovisual público, continuará el próximo lunes. Entonces los diputados discutirán el alcance de las dos tasas que se crearán para sufragar la falta de ingresos por publicidad, que se cifra en unos 450 millones de euros al año. Ahora mismo, el ciudadano francés ya paga un impuesto anual para sufragar la televisión y la radio pública. Para librarse de ese canon el contribuyente en cuestión necesita declarar que no tiene televisión en su casa.

La ley prevé que la supresión de la publicidad en estas cadenas públicas sea completa, esto es, que ataña a toda la franja horaria, a partir de 2011.

La izquierda votó en contra de la medida por considerar que la iniciativa es un intento encubierto de favorecer a las cadenas privadas al brindarles todo el pastel publicitario. El conjunto de la reforma audiovisual se votará el próximo 16 de diciembre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 13 de diciembre de 2008