Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Japan Airlines mantiene en el aire el lanzamiento de un vuelo directo a Barcelona

El Comité de Desarrollo de Rutas Aéreas (CDRA), que se encarga de promocionar el aeropuerto de Barcelona entre las compañías con capacidad de operar vuelos de largo radio, lleva más de un año batallando por lograr un vuelo directo entre Barcelona y Japón a través de un acuerdo con Japan Airlines (JAL). Hasta ahora, la compañía se ha mostrado abierta a estudiarlo, y así se lo confirmó ayer al presidente de la Generalitat, José Montilla, que se reunió con varios directivos de la empresa en la recta final de su viaje a Japón. La compañía podría ponerlo en marcha en 2010.

La delegación catalana ha mostrado a JAL sus estudios de mercado, que aseguran que ese trayecto podría tener una demanda de 100.000 pasajeros al año. Es una cifra "insuficiente para vuelos de gran capacidad, pero sí para aparatos de capacidad media", como los Boeing 787 que la compañía ha adquirido y que espera tener a su disposición a finales de 2009, declaró Montilla. Estos aviones pueden transportar 250 pasajeros en cada trayecto.

Además de las reuniones de negocios que originan las 150 empresas niponas que hay en Cataluña y la treintena catalanas con presencia en el imperio del Sol Naciente, el número de japoneses que visitan España aumenta significativamente cada año. En 2005 fueron 180.000, un año más tarde 250.000 y el año pasado 360.000. La Sagrada Familia, por ejemplo, recibe la visita anual de 300.000 turistas nipones, según datos del Consulado de Japón en Barcelona. La capital catalana tiene tirón turístico entre los japoneses. En Cataluña hay censados 2.050 japoneses, 1.900 de los cuales tienen fijada su residencia en la ciudad de Barcelona.

Argumentos suficientes, según la Generalitat, para justificar un vuelo que una estas dos ciudades. El comité de rutas, compuesto por la Cámara de Comercio de Barcelona, la Generalitat, el Ayuntamiento de Barcelona y el organismo gestor de aeropuertos AENA, también mantiene contactos con las asiáticas Cathay Pacific y ANA.

El presidente de la Generalitat hizo ayer una evaluación positiva de su estancia en el país asiático, a pesar de que Nissan ha advertido de que si la fábrica de Barcelona no recorta personal y gana competitividad, no tiene futuro, y de que Sony quiere congelar el sueldo de los 1.300 trabajadores de la planta de televisores de Viladecavalls. "Todas las crisis son coyunturales", puntualizó, "y de lo que se trata es de garantizar que cuando terminen dispongamos de tejido y actividad industrial, que es la garantía de futuro".

Durante los tres días que ha durado el viaje, Montilla se ha entrevistado también con directivos de Honda y Yamaha, que han garantizado su apuesta por Cataluña; con los gigantes financieros Mitsubishi Bank of Tokio y Nomura, y con las principales autoridades del país: el príncipe heredero, Naruhito, y los ministros de Economía y de Asuntos Exteriores, Toshihiro Nikai e Hirofumi Nakasone, respectivamente.

El vicepresidente del Gobierno catalán, Josep Lluís Carod, ha alargado un par de días más el viaje para visitar Yamaha, el cuartel general de Sharp (que tiene una fábrica en Sant Cugat), en Osaka, e instituciones de investigación tecnológica en Seúl (Corea del Sur).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 11 de diciembre de 2008